Consejos publicitarios

Volkswagen Polo R-Line

Rate this item
(1 Vote)

El Volkswagen Polo es uno de los coches compactos más vendidos en el mundo, lo que se traduce para la marca en un éxito total. Las cifras hablan por sí solas, así que, con más de 14 millones de unidades producidas, son muchos los conductores que han optado por un coche que ha ido evolucionando para mejor generación tras generación, llegando esta última a tomar semejanza de su hermano mayor, el Golf.

Volkswagen Polo R-Line - foto_www.luxurynewsmagazine.com

La versión R-Line, es la más deportiva estéticamente, y ha sido desarrollada en base al Polo R WRC utilizado para el Campeonato del Mundo de Rallyes, así pues, su estética es muy agresiva, tanto que guarda muchas similitudes con la versión GTI.

Esta versión R-Line dispone de un equipamiento específico, entre el que encontramos unas llantas de 16”, aunque nuestra unidad de pruebas llevaba unas de 17” calzadas con unos neumáticos en medidas 215/40 R17 87V., spoiler específico y un parachoques delantero y trasero sobredimensionado.

Volkswagen Polo R-Line - foto_www.luxurynewsmagazine.com

Con sus dimensiones, se ha convertido en una de las apuestas del público joven adepto a los Volkswagen, así pues, con sus 3.972 mm de largo y sus 1.682 mm de ancho es uno de los compactos Premium de moda, que con respecto a su predecesor ha ganado comodidad y espacio gracias a una talla mayor que puede dar cabida a 4 pasajeros cómodamente, y que disfrutarán de un maletero de 280 litros y de 952 litros si abatimos los asientos traseros.

La parte frontal muestra un diseño muy atrevido a la vez que deportivo, fruto del paquete R-Line, donde vemos un parachoques específico del mismo color de la carrocería que un su parte superior muestra una parrilla lisa al mismo estilo que podemos ver en el Scirocco.

Volkswagen Polo R-Line - foto_www.luxurynewsmagazine.com

En el lateral, predomina la vista de los faldones bajo las puertas a modo de taloneras, así como las llantas específicas, y en la zaga, un alerón prolonga el techo, dándole a esta parte del coche una connotación más que agresiva, que finaliza con un pequeño difusor que alberga la salida de escape cromada.

Pasamos al habitáculo, donde lo primero que nos llama la atención es la sobriedad del mismo, aunque como siempre al más puro estilo bávaro que caracteriza a los Volkswagen. Una perfecta combinación de materiales de primera calidad son la perfecta combinación para un habitáculo que está pensado para sus ocupantes.

Volkswagen Polo R-Line - foto_www.luxurynewsmagazine.com

Los asientos de esta versión envuelven el cuerpo bastante bien, y ofrecen un buen agarre en los apoyos laterales. Tras el volante deportivo de tres radios multifunción, encontramos el cuadro de mandos presidido por dos esferas, separadas entre sí por una pantalla digital que nos ofrece información sobre los asistentes de conducción e información del ordenador de a bordo. Bajo las salidas de aire centrales, encontramos una botonera, en la que tenemos como primordial el botón SPORT.

En lo que a tecnología se refiere, este Polo es el primer Volkswagen que monta la segunda generación de los sistemas de radio del Sistema de infoentretenimiento denominados MIB, ya visto en el Golf, representado en una pantalla táctil situada en el centro de la consola desde la que accede al mencionado sistema, al teléfono y al MirrorLink, que permite conexión a smartphones para poder visualizar aplicaciones a través de esta pantalla, como por ejemplo un navegador.

Otra de las novedades del Polo R-Line, es un sistema de radar llamado por la marca «Front Assist, encargado de velar por nuestra seguridad en la ciudad, ya que cuenta con un sistema de frenado de emergencia que nos ayuda a detener el coche si nuestra frenada llegar a ser insuficiente en el caso de una colisión por alcance.

Volkswagen Polo R-Line - foto_www.luxurynewsmagazine.com

El motor de 4 cilindros TSI de 1,2 litros, entrega una potencia de 90 cv, y un par motor de 160 Nm entre las 1.400 y las 3.500 rpm. El sistema Auto-Start-Stop de última generación ayuda en parte a mejorar las cifras de consumo, sobre todo en ciudad.

Sus prestaciones al igual que su cifra de consumo son discretas, así que este Polo acelera de 0 a 100 km/h en 10,8 segundos y es capaz de lanzarse hasta los 184 km/h, y en lo que a consumos se refiere, la marca ha homologado para esta motorización una cifra combinada de 4,7 litros a los 100, que nosotros vimos incrementada hasta los 5,2, algo muy aceptable y razonable para el disfrute de este coche.

El conjunto mecánico ofrece una muy buena experiencia de conducción, sobre todo si lo utilizas por ciudad, donde no precisas de su potencia o par motor. Aun así, es un motor “resultón y contestón”, así que, si le quieres pedir demanda en una carretera de curvas para divertirte un poco, la verdad es que tiene su brío.

La dirección electromecánica que monta el Polo, es todo un acierto, pues te hace las cosas más fáciles, no solo en maniobras de aparcamiento, sino también a la hora de querer conducir de forma deportiva, pues al ganar velocidad vas notando como se endurece para ofrecer más si cabe, una precisión de guiado.

Una de las opciones que equipada nuestro Polo, es el chasis deportivo, que permite mediante un botón situado en la consola (Sport Select), modificar el tarado de las suspensión electrónicamente que ofrece dos modos de conducción, uno de ellos a modo confort, y el sport para poder sacar mayor partido a todo el conjunto, a lo que tenemos que decir que es un acierto este extra, pues la capacidad que tiene este Polo de afrontar las curvas es muy buena, ofreciendo en todo momento un agarre y una sensación de firmeza y seguridad poco común en los pequeños compactos.

Volkswagen Polo R-Line - foto_www.luxurynewsmagazine.com

La electrónica también está presente en este pequeñín, por lo que para garantizar la seguridad encontramos elementos como el control de estabilidad, ABS, diferencial electrónico EDS o el Torquevectoring (XDS+), entre otros elementos.

Todos estos elementos anteriores no son solo argumentos, sino que se traducen en un comportamiento dinámico digno de mencionar, pues sin duda, la herencia del polo de Rally ha llegado a los de calle. El coche demuestra tener aplomo, precisión de guiado en las curvas gracias a su dirección y un paso por curva elevado. Con la electrónica desactivada, su carácter sobre virador sale a reducir, pero eso sí, has de ir muy al límite para que te llegue a pasar esto.

Nuestra valoración para el Polo es de un notable alto, no solo por su espíritu deportivo, sino por ser un compacto medio que puedes utilizar en tu día a día que dispone de 4 plazas y de una habitabilidad y una comodidad de uso muy buena y tangible.

Ya sabes, si eres un joven enamorado de los Volkswagen, y quieres empezar a hacer pinitos con un símil de un GTI, con cualquiera de las versiones R-Line no solo tendrás una estética deportiva, sino que habrás heredado el ADN de los GTI.

Volkswagen Polo R-Line - foto_www.luxurynewsmagazine.com

Escrito por, Miguel Angel Solá

Agradecimientos
•    Volkswagen España
•    Fotografías: Miguel Angel Solá

DATOS TÉCNICOS

  • Motor    1.2 TSI 90CV BMT
  • Cilindrada    1.190 cc
  • Potencia    90 CV / 4.800 rpm
  • Par    160 Nm / 1.400 - 4.000 rpm
  • Peso    1.107 kg
  • Dimensiones Lar/An/Al mm    3.972 / 1.682 / 1.453 mm
  • Volumen Maletero    280 / 952 litros
  • Aceleración 0 a 100 km/h    10,8 seg
  • Recuperación 80 a 120 km/h    N.D.
  • Velocidad máxima    184 km/h
  • Consumo homologado    6,0 / 4 / 4,7 l/100 km
  • Emisiones CO2 por km    107 gr/km

{yoogallery src=[/media/k2/galleries/9104] width=[100]}

Read 942 times

El Estilo de Vida de los que saben Vivir

Consejos publicitarios
Consejos publicitarios

GASTRONOMÍA

VIAJES de LUJO

CRUCEROS

MODA y ESTILO

BELLEZA y SALUD

Who's Online

We have 700 guests and no members online

Estadísticas

Articles View Hits
459507
Consejos publicitarios