Consejos publicitarios

Skoda Superb Laurin & Klement, el lujo, es para todos

Rate this item
(1 Vote)

De nuevo nos ponemos al volante del Škoda Superb, en esta ocasión lo hacemos ante el nuevo modelo, que sin duda, y como los buenos vinos, ha mejorado tras el paso de los años. Ahora, no se ha afinado su diseño a las nuevas directrices de la marca, sino que lo han dotado de mucha más tecnología.

Skoda Superb Laurin & KlementHemos tenido la ocasión de probar, la versión diésel más potente, cuyo motor desarrolla 190cv con cambio de doble embrague DSG y que cuenta con tracción total.
El Škoda Superb, utiliza la plataforma modular MBQ, del grupo Volkswagen, pero con ciertas modificaciones para conseguir un coche muy proporcionado. Así, dispone de 4,861 mm de largo, 1.864 mm de ancho,1.468 mm de alto y una batalla de 2.841 mm. Es, ahora, 28 mm más largo y 47 mm más ancho que su predecesor. Líder de su segmento en lo que a capacidad de maletero se refiere, ya que el Superb es capaz de ofrecer 625 litros y 1.760 litros si abatimos los asientos traseros con tan solo pulsar un botón. El portón, que cuenta con apertura y cierre eléctrico, y la anchura del mismo, facilitan notablemente la carga, incluso objetos de hasta 3,1 metros de longitud dan cabida en este coche si abatimos el asiento del pasajero.

Skoda Superb Laurin & KlementSi bien sigue con un diseño continuista, hay detalles que nos hacen ver que estamos ante un modelo totalmente nuevo, empezando por logo de la marca, situado al final del capó delantero. Su aspecto es el de una gran berlina, cuyas líneas reflejan muy bien el proceso de diseño al que ha sido sometido, para conseguir ahora, un coche algo más estilizado y a la vez de corte deportivo, rasgo que se aprecia sobre todo al mirar el coche lateralmente.
Los nuevos faros dotados de tecnología LED le confieren una mirada fresca y señorial a la parte delantera, y están separados por una parrilla central en color negro brillante que cuenta con detalles cromados. El paragolpes, dispone una entrada de aire inferior dividida en dos alturas y alberga los faros antiniebla y los sensores de aparcamiento.
La zaga es sin duda, una de las partes más bonitas de esta berlina Premium. Los faros traseros que ahora se encuentran separados por el portón, están dotados de tecnología LED de serie. En la parte más baja, encontramos un pequeño difusor que esconde tras de sí la salida del escape.
Škoda ofrece 4 acabados para el Superb, Active, Ambition, Style,  y la versión que nosotros probamos, Laurin & Klement que se sitúa como la terminación más lujosa que además cuenta con detalles exclusivos. El interior, es sobrio, limpio, elegante y muy espacioso, siendo un referente dentro de su segmento capaz de ofrecer una habitabilidad sin parangón.

Skoda Superb Laurin & Klement


Los asientos delanteros, que cuentan con reglaje eléctrico, son realmente cómodos para viajar, pues ayudan a no causar fatiga y recogen bastante bien el cuerpo incluso en los apoyos laterales. Las plazas traseras, son de lo mejorcito que hemos visto durante nuestras pruebas, siendo el espacio que ofrecen similar al de berlinas de mayor tamaño, como un Bentley Flying Spur, y os aseguramos que no es una exageración, pues como anécdota, cualquier persona que ha subido en este coche, se ha quedado gratamente sorprendido ante la grandiosidad de su habitáculo capaz de albergar en la parte trasera a 3 adultos, y como no, de su maletero.


Tras el volante forrado en cuero, multifunción, encontramos el cuadro de mandos, que cuenta con una pantalla denominada Maxi Dot en color que ofrece información del ordenador de a bordo y permite configurar diversos parámetros del coche.

Skoda Superb Laurin & KlementEn el centro de la consola central, se ubica una pantalla a color táctil de 800x400 pixeles, con el sistema de infoentretenimiento, dese la que se maneja desde el navegador, hasta el teléfono o el sistema multimedia que se complementa con un equipo de sonido denominado Canton que convierte al Superb en una sala de audición gracias a la colocación estratégica de 9 altavoces y un subwoofer apoyado por un amplificador capaz de ofrecer hasta 540w.
En la parte más baja de la consola, recubierta de los adornos “piano black”, encontramos el selector del cambio DSG, y junto a este un botonera, desde la que se accede al DCC, el freno de estacionamiento eléctrico o bien el botón para desactivar el control de tracción.
Nuestro Škoda estaba equipado con el acabado Laurin & Klement, siendo así el modelo más alto de gama, que retoma este nombre en honor a los fundadores de la marca y que incluye llantas de aleación de 18” Pegasus, faros delanteros bi-xenon con AFS, luces diurnas tipo LED, insignia Laurin&Klement en las aletas y las taloneras de las puertas, volante multifunción deportivo, iluminación ambiente LED, tapicería de cuero exclusiva, pantalla Maxi DOT, sistema de infoentretenimiento Bolero con pantalla de 6,5 pulgadas táctil, equipo de sonido Canton con 12 altavoces, Dynamic Chassis Control (DCC para seleccionar diferentes modos de conducción), sensores de aparcamiento delanteros y traseros entre otros elementos.
La conectividad es otra de las grande bazas que vemos en este Superb de  tercera generación, donde la conexión con tu Smartphone es algo muy fácil de hacer a través del sistema de infoentretenimiento  y el Smartlikn, que permite conexiones tipo Mirrror Link, Appel CarPlay y Android Auto con las que podrás acceder a la app de Škoda Media Command para poder controlar a distancia por ejemplo los sistemas multimedia del coche desde los asientos traseros. Skoda Superb Laurin & KlementEn lo que equipamiento para la seguridad activa y pasiva, Škoda no ha estimado en medios para su buque insignia, así pues encontramos elementos de última generación como el Front Assist con la función City Emergency Brake, siete airbags, cinturones automáticos de tres puntos de anclaje, reposacabezas de seguridad , airbags laterales traseros (opcionales), diferencial electrónico XDS+, Control adaptativo de crucero con asistente de retención en caravana, Crew Protect Assist (prepara al piloto y copiloto para una colisión inminente), Lane Assist o el Emergency Assist que interviene en el caso de que detecte que el conductor no puede conducir el coche y lo para completamente.
Uno de los extras que sin duda tienes que poner si adquieres un Superb, es el fantástico techo de cristal panorámico, que inunda de luz el interior de habitáculo gracias a su superficie, y que dispone de un sistema de apertura por inclinación o total, a voluntad del conductor, y para rematar el amplio compendio y abanico de posibilidades que ofrece a través de su equipamiento, encontramos un lujoso y exclusivo detalle, y como si de un Rolls Royce se tratara, no podemos olvidarnos de que podemos guardar dos paraguas en un espacio específico diseñado para ello en los montantes de las puertas delanteras.
El propulsor que animaba nuestro Škoda, es un 4 cilindros 2.0 TDI que rinde una potencia de 190cv y dispone de unos impresionantes 400 Nm de par, disponibles entre las 1.750 y las 3.250 rpm, lo que se traduce en un motor elástico que básicamente dispone de toda su potencia durante su régimen total de giro, pertenece a la gama EA288 del Grupo Volkswagen. La caja de cambios de doble embrague DSG de seis velocidades, forma una simbiosis perfecta, siendo el mejor complemento para poder sacar lo mejor de esta oferta mecánica.

Skoda Superb Laurin & KlementEste motor, además ofrece unos consumos muy contenidos, tanto que a nosotros nos sorprendió, pues nos acercamos bastante a los 5,6 litros a los 100 km que la marca homologa como consumo mixto, ya que obtuvimos durante la prueba un consumo medio de 5,9 litros a los 100 km, teniendo en cuenta que condujimos por diferentes escenarios, aunque si bien es cierto, no lo exprimimos en conducción deportiva como hacemos con otros modelos, pues no tenía sentido.
En lo que a comportamiento dinámico se refiere, el Škoda Superb, tilda a ser demasiado confortable, es decir, demasiado blando para su uso de forma un poco más deportiva. Esta versión equipaba el DCC (selector con 5 modos de modos de conducción) con el que se gana notablemente una mejora dinámica al entrar en acción, por ejemplo al activar el modo sport que modifica por completo la dureza de la dirección, el tacto del acelerador o bien alarga los cambios entre marcha y marcha haciéndolos más largos.

Laurin & Klement

Conceptualmente no es un coche para uso deportivo, así que la comodidad que ofrece es impresionante, sobre todo si viajas por autopista, donde su motor, gira a velocidad de crucero de 120 km/h a escasas 2.000 rpm, siendo el ruido del mismo imperceptible en el interior. Los apoyos en las curvas, dadas sus medidas se notan, pero el conjunto formado por chasis y amortiguación apaciguan mucho el balanceo del coche, pudiendo ir rápido, pero con la consideración de lo que llevas entre manos y del tamaño que tiene, aun así ofrece un buen paso por curva, avalado también por su sistema de tracción integral, que a veces te hace olvidar que llevas entre manos de casi 5 metros de largo. 

Tener una berlina Premium, con unas dimensiones y una habitabilidad como la ofrece el Škoda Superb, es posible, además con el sello del Grupo Volkswagen. Una berlina que invitar a viajar, a disfrutar de su comodidad y de un equipamiento muy completo a la orden del día en lo que a tecnología se refiere.
Escrito por Miguel Ángel Solá
Agradecimientos
•    Škoda España
•    Fotografías: Miguel Ángel Solá

{yoogallery src=[/media/k2/galleries/9069] width=[100]}

Read 1220 times

El Estilo de Vida de los que saben Vivir

Consejos publicitarios
Consejos publicitarios

GASTRONOMÍA

VIAJES de LUJO

CRUCEROS

MODA y ESTILO

BELLEZA y SALUD

Who's Online

We have 600 guests and no members online

Estadísticas

Articles View Hits
459531
Consejos publicitarios