Consejos publicitarios

Volkswagen Golf GTE, un GTI disfrazado de híbrido

Rate this item
(1 Vote)
Volkswagen Golf GTE Volkswagen Golf GTE Fotografia: www.luxury360.es

El nuevo Golf GTE aparentemente es como un Golf más. Durante la semana que pudimos disfrutar de él, ya advertimos que era un coche especial, un GTI completamente camuflado. Pero fue, y gracias al Race Tour de Volkswagen, en el Circuito de Castellolí, dónde nos dimos cuenta que este Golf, es mucho más que un híbrido.

golf gte - foto: www.luxury360.esHoy en día la alternativa a los motores de combustión, pasa por comprarte un coche eléctrico, o bien por un hibrido enchufable, y sin duda alguna os podemos asegurar que el Golf GTE es una de las mejores, si quieres un compacto, cómodo, versátil, práctico y además prestacional.
Su exterior, poco difiere de sus hermanos dentro de la gama Golf, salvo por las luces diurnas LED en forma de C situadas en la parte inferior del parachoques que recuerdan a las del e-Golf y por unas líneas de color azul específicas para este modelo.
Cuando abres la puertas, ves cosas similares a otros modelos de la gama Golf, y en especial algunos que enfatizan su carácter más dinámico y deportivo, como el volante de cuero con la parte inferior achatada, los pedales de aluminio o los asientos de corte deportivo con el característico tapizado a cuadros, pero esta vez, en color azul.

El cuadro de mandos, está presidido por dos esferas, que llevan indicadores propios de esta versión, como un indicador del porcentaje de potencia del sistema de propulsión híbrido y el pequeño cuentarrevoluciones que hay justo abajo.

Volkswagen Golf GTE - fotografia: www.luxury360.es


En el centro de la consola, encontramos la pantalla de 6,5” táctil desde la que accedemos al sistema de info entretenimiento, el audio, el navegador, teléfono o parámetros de configuración del coche, así como a una información ampliada que proviene del ordenador de a bordo. Esta pantalla cuenta con funciones adicionales como el indicador de flujo de energía o un monitor de autonomía, que nos aconseja si debemos desactivar algún sistema que esté consumiendo electricidad y pueda disminuir así la autonomía del motor eléctrico.
Junto al selector del cambio, encontramos el botón mágico GTE, que nos entregará el 100% de potencia de ambos motores, y el botón E-modo con el que seleccionamos los 4 diferentes modos de conducción entre los que podemos escoger. Una de las soluciones que más nos ha gustado y que Volkswagen ha sabido hacer muy bien, es colocar la toma de recarga tras el logo de la calandra, para evitar así, como hacen otras marcas, tener que incluir en la carrocería una segunda tapa.
El Golf GTE es un compacto de 5 plazas, que dispone de un maletero con cabida para 272 litros, 108 menos que la versión motorizada, ya que en su plano alberga las baterías siendo quizás la única pega que podemos sacarle. Abatiendo los asientos traseros, ganamos capacidad de carga hasta los 1.210 litros. Sus plazas son generosas, para adultos en la parte delantera, en las que gracias a los numerosos reglajes de los asientos y de la columna de dirección fácil es acomodarse para conducir, mientras que las traseras, ofrecen dos plazas para adultos y una para niños.

Volkswagen Golf GTE - fotografia: www.luxury360.esBajo el capó delantero, encontramos el sistema híbrido del GTE, formado por la combinación de un motor de gasolina TSI de 1,4 litros que rinde 150 cv de potencia y de un motor eléctrico de 75 Kw (102cv) que en conjunto ofrecen 204 cv y una cifra de par motor de 349 Nm, cifra más que suficiente para mover con muchísima soltura a todo el conjunto, teniendo en cuenta además que la cifra de par, con el modo eléctrico está disponible desde que pulsas el botón Start.
Ambos motores se encuentran uno al lado del otro, mientras que las baterías de ion-litio, formadas por 96 celdas en 8 módulos se encuentran bajo el piso del maletero y disponen de un sistema propio de refrigeración que las mantiene siempre a una temperatura óptima para su utilización y cuyo tiempo de carga oscila entre las 4 horas y 15 minutos en un enchufe convencional, o 2,30 minutos en un puesto de carga rápida. Para enchufar al coche a la red, Volkswagen ha disimulado muy bien dónde colocar la toma, y lo han hecho tras el escudo de la marca situado en el frontal del coche, lo que ha servido para no tener que poner una tapa más en la parte delantera de la carrocería del coche como hacen otras marcas.

Volkswagen Golf GTE - fotografia: www.luxury360.esEstos dos motores, están asociados a una caja de cambios DSG de 6 velocidades adaptada especialmente para su uso con motores híbridos, que dispone de tres embragues y que puede controlarse también en modo secuencial y que permite modificar el grado de retención del motor eléctrico cuando soltamos el acelerador y en función de por dónde estemos circulando, con tan solo retrasar su posición.
Las prestaciones del GTE son admirables ya que acelera de 0 a 100 km/h en tan solo 7,6 segundos y es capaz de lanzarse hasta los 217 km/h con ambos motores o hasta los 130 km/h con el motor eléctrico. En lo que a consumos se refiere, la marca homologa un combinado de 1,5 litros/100 Km con unas emisiones de 35 g/km de Co2, con una autonomía eléctrica de 50 kilómetros y una híbrida de 939 kilómetros, cifras que es difícil conseguir, pero fácil acercarse a ellas.
Para arrancar el coche, basta con presionar el botón Start que encontramos junto al selector del cambio. Una vez accionado, es el motor eléctrico el que prevalece para poner en marcha al Golf siempre y cuando haya carga en la batería. El GTE dispone de 5 modos de conducción, seleccionables, desde dos botones que se encuentran junto al selector del cambio y la pantalla del centro de la consola.
El modo E-Mode, se corresponde con la conducción eléctrica únicamente, lo que nos limita la velocidad hasta los 130 km/h. El modo GTE, convierte a este coche en un GTI, ya que ofrece el 100% de la potencia de ambos motores, a la vez que modifica la dureza de la dirección, el ajuste deportivo de la suspensión, la sensibilidad del acelerador y el funcionamiento de la caja de cambios, es el ideal para realizar adelantamientos, o salir desde parado, como si de un sistema Launch Control se tratara.

Volkswagen Golf GTE - fotografia: www.luxury360.esCon el modo Battery Hold activado mantenemos la carga de la batería, es decir, el coche funciona solo con el motor de combustión, y con el Battery Hold, el motor eléctrico funciona como un generador que recarga la batería, lo que te lleva a consumir más combustible, es por esta razón, por la que conducir este coche de la manera más eficiente, requiere de un pequeño periodo de adaptación para poder sacar mayor rendimiento en beneficio de 0 emisiones y un menor consumo de combustible, vamos, la razón por la que te comprarías básicamente este coche. El último de los modos, el Hybrid Auto, gestiona automáticamente el funcionamiento de ambos motores, siendo, según Volkswagen, el más equilibrado y eficiente de todos.
Durante los días que tuvimos el coche, condujimos por varios escenarios, como ahora os contaremos, en los utilizamos todos los modos de conducción para optimizar el consumo al máximo, y ver la eficiencia del GTE. Realizamos el trayecto que une Barcelona con Alp en la Cerdanya. Para ello, estuvimos conduciendo por autopista, donde sacamos un consumo medio de 3,1 litros a los 100 km utilizando el modo Hybrid Auto. Llegamos a Berga, y allí tomamos la nacional que nos llevaría hasta el Túnel del Cadí, dónde parte de la conducción la realizamos en modo eléctrico hasta casi agotar la batería. Después con el modo Battery Charge activado, llegamos a nuestra casa para dejar el coche enchufado en el garaje hasta la mañana siguiente para que se cargara la batería hasta el 100%, y ver así, si podríamos hacer hasta los 50 km de autonomía que promete Volkswagen.

Volkswagen Golf GTE - fotografia: www.luxury360.esUna vez decidimos la ruta, tomamos rumbo a Llivia, población que se encuentra a 14,5 kilómetros por lo que condujimos en modo eléctrico hasta nuestro destino. El camino de vuelta lo hicimos por otra carretera, aumentando la cifra total hasta los 38 kilómetros conduciendo con el motor eléctrico y llegamos al parking con una autonomía de 3 kilómetros, es decir hubiéremos conducido 41 kilómetros en modo eléctrico de haber seguido.
A la vuelta de nuestro viaje, de retorno a Barcelona, decidimos volver por el Port de La Bonaigua, en vez del Túnel del Cadí, y lo hicimos de la siguiente manera para intentar minimizar el consumo de combustible durante el viaje. Desde Alp hasta la Estación de la Molina, teniendo en cuenta que salíamos del parking con el 100% de la batería, condujimos con el modo Battery Save, pues queríamos conservar la carga para llegar al inicio del puerto. Allí, seleccionamos el modo eléctrico de nuevo, y aprovechando que la mayoría del trayecto es de bajada, y constantemente has de estar frenando, lo que te permite cargar la batería, conseguimos hacer 46 kilómetros hasta dejar la batería “seca”, sin haber consumido ni un solo litro de gasolina por todo el camino.
El resto del viaje lo hicimos con el modo Hybrid Auto, lo que nos llevó a sacar una cifra de 4,5 litros a los 100 km y de 3,6 kWh/100 km, de media hasta llegar a Barcelona conduciendo de nuevo por autovía y después por autopista. Lo que nos demuestra, y como bien dice Volkswagen este modo es el más equilibrado de todos.

Volkswagen Golf GTE - fotografia: www.luxury360.esDurante toda la prueba, apreciamos lo que un coche híbrido como el Golf GTE, es capaz de transmitir, como por ejemplo la suavidad, cuando circulas con el motor eléctrico, la inmediatez de entrega de potencia si activas el modo GTE así como un comportamiento dinámico propio de una versión GTI, algo que en el circuito de Castellolí, el día que lo condujimos y con solo dar dos vueltas al circuito apreciamos gratamente.
La capacidad dinámica de este coche, es asombrosa, sobre todo si lo intentas llevar al límite, entonces será cuando su peso extra de 400 kilos, es lo único que puede llevar a frenarte un poco a la hora de dibujar las curvas. Aun así, el conjunto formado por chasis, suspensión y neumáticos que de forma opcional, estaban montados en unas llantas de 18” y medidas 225/40/18, hacen que te olvides que llevas un híbrido entre manos, haciéndote pensar que es otro Golf el que estas conduciendo.
¿Es para nosotros el GOLF GTE una alternativa real?, sin duda alguna y por varias razones, aunque la principal es la de saber que bajo una apariencia de coche tranquilo, tienes a un todo GTI de Volkswagen, lo que es una clara garantía a la hora de disfrutar de su conducción y de su talante deportivo, a la vez que un coche cómodo para viajar o utilizar a diario, sabiendo que, si lo utilizas para trayectos que no excedan de su autonomía puramente eléctrica, o bien, puedas cargarlo a medio camino, como podría ser en el parking de tu oficina, dispones de una autonomía limitada para hacer tu vida un poco más eficiente pensando en el medio ambiente, a la vez que ahorrarás en combustible, para llagar así a amortizar el sobreprecio de tener un híbrido enchufable en tu garaje.
Escrito por, Miguel Angel Solá
AGRADECIMIENTOS
Volkswagen España
Fotografías: Miguel Angel Solá

{yoogallery src=[/media/k2/galleries/8932] width=[100]}

Read 1144 times

El Estilo de Vida de los que saben Vivir

Consejos publicitarios
Consejos publicitarios

GASTRONOMÍA

VIAJES de LUJO

CRUCEROS

MODA y ESTILO

BELLEZA y SALUD

Who's Online

We have 724 guests and no members online

Estadísticas

Articles View Hits
464159
Consejos publicitarios