Consejos publicitarios

Probamos el futurista coche eléctrico BMW i3 REX

Rate this item
(1 Vote)
BMW i3 REX BMW i3 REX Fotografia: www.luxury360.es

Probamos la variante denominada REX (Range Extender) del compacto eléctrico BMW I3 que combina el motor eléctrico con uno biclíndrico de combustión, con el que se puede conseguir una autonomía de hasta 300 kilómetros. Recordemos que el BMWi3 a diferencia de otros coches vistos en otras marcas, es un coche que se ha construido por y para ser eléctrico, es decir, no ha utilizado la base de algún modelo para convertirlo con ese fin, sino que bajo unas directrices de fabricación muy estrictas han conseguido hacer un coche totalmente nuevo y sumamente tecnológico.

{yoogallery src=[/media/k2/galleries/8878] width=[100]}

Su carrocería es de fibra de carbono reforzado con plástico y aluminio, con lo que se ha conseguido contener hasta los 1.390 kg el peso total del coche sin mermar su rigidez. Además esto ha permitido a la marca, reducir el proceso de fabricación con respecto a un coche fabricado en acero.

El aspecto es futurista, aun estando en la época que estamos. Durante nuestra prueba, oímos de un grupo de niños que curiosos se acercaron a mirar el coche mientras estaba en el punto de carga un “mira papá, un coche del futuro”, algo que nos hizo mucha gracia. Su línea es atractiva a la vez que diferente, algo que suscita curiosidad cuando circulas en la ciudad.

BMW i3 REX

Es un compacto urbano, gracias a sus medidas y es capaz de albergar 4 plazas, aunque las traseras sean algo justas y de “raro acceso” por la configuración de las puertas de entrada, que particularmente me encantan. Mide 3,99 metros de largo, 1,75 de anchura y 1,57 cm de altura, medidas que quizás son más propias de un monovolumen que no de un turismo, pero aun así es muy original.

El frontal, es claramente y lleva el sello de BMW, con los dos riñones sobre los que preside una gran insignia. El resto es puro diseño en el que encontramos un enorme parachoques que dibuja una singular forma, en la que se han integrado los faros antiniebla y un pequeño difusor delantero.

BMW i3 REX

La vista lateral del coche, es quizás de todas la más original, ya que la configuración de las puertas, es muy sofisticada. Al abrir las cuatro puertas el acceso a las plazas traseras se convierte en una fácil maniobra a la que rápidamente te puedes adaptar, además de permitir vernos todo el interior del coche ya que carecen de montante. Si algo cabe destacar en lo que al diseño se refiere es la zaga, donde los pilotos traseros LED juegan un papel muy importante.

El interior del coche es limpio, muy funcional, así como espacioso y es de diseño simplificado y minimalista, donde se conjuga el uso de materiales reciclados con fibras naturales o incluso la madera, como era el caso de esta unidad de pruebas.

BMW i3 REX

El salpicadero es sencillo, y en él, encontramos dos pantallas de alta definición encargadas de ofrecernos toda la información necesaria. Una tras el volante, en la que podemos ver la velocidad, el nivel de carga de la batería, la autonomía y el rendimiento energético del coche así como el nivel del depósito de gasolina y la autonomía que nos queda con el modo REX.

La otra pantalla, como si de una Tablet se tratara por sus medidas, preside la consola central. A través de ella, podemos controlar el ordenador de a bordo, el navegador, cuya cartografía permite ver las rutas Ecopro para optimizar el consumo eléctrico del coche, así como los parámetros de configuración y el modo de conducción, del que podemos optar por tres modos de funcionamiento que más tarde pasaremos a detallar. En la parte más baja de esta consola, encontramos parte del equipo de audio, así como el climatizador heredado de otros modelos de BMW, al menos en cuanto a lo que diseño se refiere.

Los asientos delanteros son puro diseño y disponen de varios reglajes con los que es muy fácil encontrar una buena postura de conducción siendo realmente cómodos, al igual que los traseros, donde se puede dar cabida a dos adultos. El maletero tiene una capacidad de260 litros por lo que es algo justo, pero seguramente este coche no esté pensado para hacer grandes trayectos, por lo que la capacidad de carga para dos viajeros es más que suficiente. Bajo el mismo se encuentra el motor eléctrico y el de combustión.

BMW i3 REXEn lo que a equipamiento se refiere esta unidad entre otras cosas equipaba, volante multifunción, llantas de 17”, sensor de lluvia y accionamiento automático de luces de cruce, luces con tecnología LED, Connect Drive BMW o integración ampliada del sistema de telefonía para smartphones. Opcionalmente, encontramos elementos como el techo eléctrico de cristal, acceso sin llave, asientos calefactables, Driving assitance con aviso de cambio de carril involuntario retrovisores electro crómicos, y un alarga lista con la que puedes convertir al i3 en un paraíso tecnológico rodante.

El motor que anima al i3, es un propulsor eléctrico que desarrolla 170 cv, y ofrece unpar de 250 Nm, cuya entrega inmediata lo convierten en un coche brioso a la hora de acelerar o recuperar. Este motor carece de caja de cambios y dispone de una única marcha con la que se consigue toda la entrega de potencia.

El sistema REX se compone de un motor térmico biclíndrico que está instalado junto al motor eléctrico, bajo el suelo del maletero que deriva de los utilizados en los scooters de BMW Motorrad y que dispone de un depósito adicional con capacidad para 9 litros de combustible.

Este, acciona un generador que mantiene la carga de la batería para que el motor eléctrico pueda funcionar, y es sumamente silencioso, tanto, que en el interior del i3 el ruido es imperceptible incluso estando parado. Su puesto en funcionamiento se efectúa en dos casos; el primero, sería al llegar a consumir casi por completo la batería del coche, y en el momento en el que nos quedan exactamente 4 kilómetros de autonomía entra en funcionamiento, reduciendo eso sí, las prestaciones del motor eléctrico que nos limitarán la velocidad hasta 100 km/h. El segundo, es programando mediante una tecla, por ejemplo, una de las que utilizamos para las emisoras de la radio, como era el caso de esta unidad de pruebas. Para accionarlo, se puede establecer un porcentaje a partir del 75% de la carga de la batería y de ahí hasta el 25%, para que con tan solo pulsar un botón y bajo el parámetro “Mantener el estado de carga” el motor de combustión empiece a funcionar. Es en este modo de funcionamiento como podemos conseguir la autonomía de los 300 km que la marca ha homologado.

BMW i3 REXEsta solución nos permite que podamos realizar un viaje, ya que extendemos la autonomía, lo suficiente como para llegar hasta los 300 km. La boca de carga de la gasolina se encuentra en la parte delantera del coche, mientras que la eléctrica se encuentra en la trasera derecha. Para poder accionar la apertura del depósito, has de seguir un procedimiento básico, que simplemente consiste en vaciar el aire del mismo con tan solo pulsar un botón, y listo para repostar.

Una vez aprendes como combinar el uso de ambos motores, es cuando les puedes sacar el 100% de partido a esta combinación que te hará dejar de mirar esos numeritos en el cuadro de mandos que van bajando mientras conduces.

Claro está que utilizar este motor de combustión para cargar el eléctrico conlleva un consumo, que se acerca a los 8 litros a los 100 km, pero con ello, disponemos en todo momento de una autonomía sin límites, tan solo hemos de tener una gasolinera a mano para llenar el depósito.

El consumo del i3, como en todos los vehículos eléctricos, se mide en Kw/h, y BMW cifra uno medio de 13,5 Kw/h por lo que se podrían llegar a hacer hasta 190 km con el i3, aunque nosotros, no conseguimos hacer más de 179 en esta ocasión frente a los 163 que logramos hacer la primera vez que lo probamos.

Para ver más detalles de la prueba anterior, podéis hacer click en el siguiente enlace. (http://goo.gl/6lzG9S).

Durante los días que tuvimos el coche, utilizamos uno de los puntos de carga rápida de Barcelona, concretamente el que está situado en Passeig de Gráciafrente a la Apple Store, y allí, llegando con un 30% de carga de batería la primera vez, y con un 55% la segunda, en tan solo 30 minutos obtuvimos una carga hasta el 95% de su capacidad, lo que nos permitió de nuevo alargar nuestra autonomía en beneficio de no tener que utilizar el modo REX para no gastar combustible. En casa, cambia la cosa, ya que para conseguir una carga de hasta el 90% o 100% de la batería según como llegues, precisas de hasta diez horas en un enchufe convencional.

BMW i3 REXSiendo la segunda vez que probamos este coche, y habiendo aprendido a la hora de conducirlo, pues bien cierto es que cuando te acostumbras a utilizarlo mejoras con creces las cifras de consumo y optimizas la carga de la batería, sin tirar del Modo REx conseguimos ampliar en 16 kilómetros nuestro trayecto, hasta casi agotar la batería, algo que queríamos hacer para forzar al sistema REX a entrar en escena sin tener que accionarlo manualmente a través de los parámetros de configuración de REX en el menú de ajustes del coche.

Como complemento para realizar nuestra prueba, el Departamento de Prensa de BMW, puso a nuestra disposición dos gadgets que te permiten literalmente estar conectados con el BMW i3 en todo momento. Uno de ellos es el teléfono Samsung Galaxy S6 Edge y el Reloj Samsung Gear S, que conectados con la aplicación BMW i Remote App para iOS y Android te ofrecen en todo momento información detallada acerca del estado actual de tu BMW i.

BMW i3 REXDesde el teléfono, conectándonos a esta aplicación, podemos ver en qué estado se encuentra la carga de la batería, la autonomía, así como podemos programar horas de carga y de salida o la calefacción para cuando lleguemos por ejemplo al coche en invierno ya esté calentito en su interior. Es posible también, acceder a un menú que nos permite una conexión directa con el coche, por lo que podemos encender las luces o bien tocar el claxon para espantar a los más curiosos.

Un sistema de posicionamiento vía GPS nos dice dónde está el coche, algo muy útil si lo aparcas y luego no te acuerdas donde está, pero no solo eso, sino que podemos saber si el coche está próximo a la zona donde queríamos por ejemplo aparcar. Otra de las opciones es la de poder enviar mediante mensajes rutas desde el móvil al coche, por lo que con tan solo entrar en el sistema de navegación ya tendríamos introducido nuestro destino.

BMW i3 REXEl reloj, que sirve como complemento al móvil dispone solo de algunas funciones, como la de acceder al menú para encender el aire acondicionado, tocar el claxon o encender las luces, así como para ver el estado de carga y la autonomía que tenemos disponible. La verdad es que ambos gadgets son muy útiles si de verdad quieres estar conectado con tu i3, en todo momento.

¿Qué nos parece el BMW i3¿ En cualquiera de sus dos versiones, nos parece un coche urbano e interurbano, una opción razonable si lo puedes combinar con el día a día y con tus fines de semana, teniendo en cuenta que el coste por cada 100 kilómetros de este coche en modo únicamente eléctrico es de tan solo 3€ (+ o -).

Si a esto le sumas, que con la versión REX, además aumentas la autonomía en unos 110 kilómetros, es decir, puedes hacer hasta 300 km, se convierte en un coche que perfectamente puedes hacer servir para todo lo que quieras, ya que con llenar el depósito de combustible, la autonomía, bien controlada, eso si, sería infinita.

Escrito por, Miguel Angel Solá

Agradecimientos

Fotografías

Miguel Angel Solá

Read 1750 times

El Estilo de Vida de los que saben Vivir

Consejos publicitarios
Consejos publicitarios

GASTRONOMÍA

VIAJES de LUJO

CRUCEROS

MODA y ESTILO

BELLEZA y SALUD

Who's Online

We have 589 guests and no members online

Estadísticas

Articles View Hits
459504
Consejos publicitarios