Consejos publicitarios

Volkswagen e-Golf, disfruta del silencio

Rate this item
(0 votes)
Volkswagen e-Golf Volkswagen e-Golf fotografia: www.luxury360.es

El Volkswagen e-Golf, ha sido el tercer coche 100% eléctrico que hemos tenido ocasión de probar, una alternativa ecológica y sostenible para aquellos que quieran disfrutar de la esencia de un Golf pero impulsado únicamente por la electricidad. A diferencia de otras marcas, Volkswagen no ha desarrollado un coche específico 100% eléctrico, sino que lo ha hecho sobre la base de sus modelos. Primero le tocó el turno a su hermano pequeño el e-Up y ahora al Golf.

{yoogallery src=[/media/k2/galleries/8530] width=[100]}


Se presenta únicamente en carrocería de 5 puertas, y tan solo sus llantas, los originales LED integrados en el paragolpes delantero o una línea azul que recorre la calandra delantera, delatan a este modelo frente al resto de la gama, ya que su la esencia del modelo Golf está presente en todo el coche.

Volkswagen e-gof - fotografia: www.luxury360.es

Para soportar el incremento de peso al que ha sido sometido el e-Golf con respecto a una versión convencional, y hablamos de unos 315 kilos más o menos, Volkswagen lo ha equipado con un tarado de suspensión más duro, lo que a veces resulta incómodo, pero a la vez le dan un comportamiento más dinámico al conjunto.

La parte trasera pasa totalmente desapercibida en este modelo, salvo porque bajo el parachoques no encontramos ninguna salida de escape.

Volkswagen e-gof - fotografia: www.luxury360.es

Está configurado como un 5 plazas, siendo las traseras bastante cómodas para dos adultos y un niño ya que dispone de las mismas cotas que el resto de la gama. En las delanteras fácil es encontrar una buena postura de conducción gracias a los diferentes reglajes que ofrece el asiento. 

Volkswagen e-gof - fotografia: www.luxury360.es

El maletero tan solo es 39 litros más pequeño al de sus hermanos dotados de motores mecánicos, así que disponemos en este modelo de 341 litros, que pueden ser fácilmente ampliados hasta los 1.231 litrosabatiendo los asientos traseros. Tras el tapón del depósito, situado en el mismo sitio, encontramos la toma de corriente para conectar el coche a la red eléctrica.

El nivel de aislamiento del habitáculo en sencillamente brillante. Dado que no percibes ningún sonido que provenga del motor, cuando lo pones en marcha, solo sabes que está encendido porque en el cuadro aparece una indicación que dice Ready. Tan solo se aprecia del exterior un poco el típico ruido de la rodadura de los neumáticos, pero es una delicia conducir sin percibir nada más.

Volkswagen e-gof - fotografia: www.luxury360.es

En el interior no se aprecian cambios, salvo por la iluminación azul en la taloneras de las puertas, y el cuadro que es específico para este modelo. Encontramos dos grandes esferas, y en la de la izquierda, junto al cuentarrevoluciones hay un indicador que entra en acción bien cuando dejas de acelerar o al frenar que indica que en ese momento estamos generando energía eléctrica. En el centro de la consola, encontramos una pantalla táctil de 8” desde la que se manejan prácticamente todos los sistemas del coche como el de sonido, el teléfono y el navegador. Eso sí, tratándose de este modelo eléctrico Volkswagen ha ampliado mucho la información del ordenador de abordo desde dónde se puede ver la autonomía que tenemos, así como un diagrama con el flujo de energía o el consumo mediante un gráfico de barras.

Volkswagen e-gof - fotografia: www.luxury360.es

Bajo los mandos del climatizador encontramos el selector de la palanca de cambios, que no difiere del selector DSG de cualquier otro Golf, salvo por la posición que hay tras la D con un indicador que lleva la letra B, desde el que se accede a cambiar los modos en los que el coche recupera la energía.

Volkswagen e-gof - fotografia: www.luxury360.es

Tan solo existe de momento un nivel de acabados para el e-Golf, que incluye faros Full LED, pantalla táctil de 8”, llantas de 16” de diseño exclusivo y un sistema de selección de perfiles de conducción. Aunque opcionalmente, como es típico en la marca puedes personalizarlo gracias a su enorme listado de opciones disponibles. Volkswagen dispone de una interesante y útil aplicación de la que ya os hablamos en la prueba del e-Up, la Car-Net e-Remote que permite realizar una serie de ajustes y consultas a  través de un teléfono o del portal Car-Net en Internet. Esta aplicación contiene varias funciones como por ejemplo el poder activar o desactivar el sistema de climatización con el vehículo parado. Podemos consultar también en que estado de carga se encuentra nuestra batería, el estado de carga de la misma así como diferentes datos recopilados por el ordenador de abordo como medias de consumo, kilómetros recorridos o bloquear a distancia las puertas y el maletero e incluso localizar el coche vía GPS.

Motor Volkswagen e-gof - fotografia: www.luxury360.es

El motor eléctrico se encuentra situado delante del eje anterior, y ofrece 85 kW que son la equivalencia a 115 cv, entregando un par máximo de 270 Nm. Este pequeño motor, tan solo pesa 80 kg, frente a los más de 150 kg que llega a pesar uno diésel.  Este propulsor ofrece un nivel de prestaciones realmente impresionante, en el que la aceleración es sin duda el plato fuerte. La velocidad máxima la tiene limitada a 140 km/h, por aquello de no quedarte sin batería en breve tiempo. Dispone de un selector de modos de conducción, entre los que encontramos uno Normal, Eco y Eco+. Para que os hagáis una idea de las prestaciones que ofrece, podríamos compararlas a las de un Golf 2.0 TDI de 150 cv.

Lo que más sorprende cuando conduces un coche eléctrico por primera vez, y a lo que te acostumbras muy rápido, es a ver como la entrega de potencia es inmediata cuando hundes el pie en el acelerador algo que con un motor térmico no es posible, pues necesita un régimen de giro mínimo para ofrecer la potencia.

El e-Golf monta al igual que el e-UP un novedoso sistema de recuperación de energía que es posible seleccionar a través de la palanca del cambio. Con la posición D, tenemos acceso a tres niveles de recuperación, con tan solo mover la palanca hacia el lado izquierdo donde tenemos los signos + y -. Con la D activa el coche funciona como si en modo a vela se tratara cuando dejar de pisar el acelerador, es decir, no hay recuperación pero tampoco tienes retención. A partir de ahí se puede poner el selector en el modo B, que es el nivel de máxima recuperación con el que tan solo con el acelerador casi es posible conducir sin apenas tocar el freno. En la posición Normal, toda la potencia del motor y funciones como la climatización están disponibles, mientras que en la posición eco disponemos de 50Kw limitando el uso del climatizador, en la Eco + tenemos 40 Kw de potencia y se desactiva el climatizador.

Motor Volkswagen e-gof - fotografia: www.luxury360.es

Volkswagen anuncia una autonomía teórica de hasta 190 km, algo que es difícil de conseguir salvo que esta prueba la hagas en un circuito cerrado. Nosotros llegamos a hacer del tirón 161 km hasta agotar casi las baterías el día que aparte de conducir en nuestro trayecto diario alargamos la prueba.

Como ya hemos comentado en las pruebas que hemos realizado anteriormente con coches eléctricos, estos precisan de un periodo de adaptación a la conducción, no porque sean diferentes de conducir, sino para saber cómo utilizar bien la aunomía que ofrecen, por ello es muy importante tener en cuenta en todo momento que llevas un coche eléctrico entre manos.
Para cargar el Golf, Volkswagen te lo entrega con dos cables para la recargas, uno específico que se adapta a cualquier enchufe de casa y otro para las Wall box. Con cada uno de ellos y en función de donde lo pongamos a cargar cambian los tiempos, que pueden pasar desde las 8 horas hasta las 13 horas que tendremos que consumir si lo queremos cargar en un enchufe convencional hasta el 100%. por el momento.

Para nuestra prueba, utilizamos el coche a diario, durante 4 días, en los que fuimos a trabajar con el y nos desplazamos por la ciudad. El trayecto que teníamos que cubrir era de 40 kilómetros de autovía más unos 15 kilómetros por la ciudad, lo que nos da una cifra de 55 kilómetros diarios. Con las baterías cargadas al 100%, no supone ningún problema hacer esto diariamente, pues su autonomía lo permite, el problema es que durante los dos trayectos de 20 kilómetros por la autovía el coche apenas recupera energía, por lo que ves como la autonomía hasta que entras en la ciudad y empiezas a hacer uso del freno, baja considerablemente. Después y gracias a los diferentes modos de conducción es posible en la ciudad recuperar parte de esa carga perdida. 

Motor Volkswagen e-gof - fotografia: www.luxury360.es

La parte trasera pasa totalmente desapercibida en este modelo, salvo porque bajo el parachoques no encontramos ninguna salida de escape.

Sabiendo que llevas un Golf entre manos, pensamos que la prueba no solo podía discurrir por la autovía y por la ciudad, así uno de los días nos fuimos de excursión para adentrarnos en una sinuosa carretera de curvas con el fin de comprobar su capacidad dinámica. Gracias al chasis, a la suspensión que es más firme para soportar el aumento de peso y a que no tenemos que olvidar que aunque sea eléctrico, es un Golf, nos quedamos gratamente sorprendidos de lo divertido que es este coche si quieres disfrutar con el haciendo una curvas, sobre todo a la hora de salir de ellas, en la que notas como la entrega de potencia del motor eléctrico juega a tu favor.

Tras realizar la prueba del e-Golf sostenemos nuestra misma opinión que al probar a su hermano el e-Up. Si durante tu día a día no tienes que hacer más de 100 km circulando, que supondría dos trayectos para llegar a la ciudad más lo que circules durante el día por ejemplo, este coche es una muy buena opción, sobre todo por el coste de la electricidad que precisas para cargarlo. Pero no solo por eso, sino por la tranquilidad, comodidad y las sensaciones que este tipo de coches transmiten a quienes lo conducen.

Motor Volkswagen e-gof - fotografia: www.luxury360.es

Los coches eléctricos todavía no están comprendidos del todo por la sociedad, sobre todo en lo que a costes se refiere. Si os dijéramos que para cargar sus baterías al 100% en un enchufe convencional de los que hay en cualquier casa, necesitamos 12 horas y el coste que supone es de unos 4 euros más o menos y puedes hacer 180 kilómetros, ¿Qué te viene a la cabeza? Dios!!!! Que cara es la gasolina!!! Es impensable hacer esos kilómetros con 3 litros de combustible.

El precio no juega a su favor, al menos de entrada y aunque recibas una ayuda del gobierno, pues por el precio de adquirir un e-Golf, puedes optar a una de las variantes de motor térmico de mayor potencia o una de menos pero mejor equipado. Lo que tienes que pensar o al menos tener claro, es el uso del coche, para hacer una inversión que poco a poco rentabilizarás con el coste de la electricidad.

Eso sí, no te olvides de algo y es que este Golf nada tiene que envidiar al comportamiento y sensaciones que este coche viene ofreciendo desde sus más de 40 años de historia, siendo uno de los mejores compactos de la historia del mundo del automóvil.

Volkswagen e-gof - fotografia: www.luxury360.es


Escrito por, Miguel Angel Solá

AGRADECIMIENTOS

  • Volkswagen España
  • Fotografías: Miguel Angel Solá

Read 1545 times

El Estilo de Vida de los que saben Vivir

Consejos publicitarios
Consejos publicitarios

GASTRONOMÍA

VIAJES de LUJO

CRUCEROS

MODA y ESTILO

BELLEZA y SALUD

Who's Online

We have 916 guests and no members online

Estadísticas

Articles View Hits
464129
Consejos publicitarios