Consejos publicitarios

AUDI S3, disfrazado para la ocasión.

Rate this item
(1 Vote)

Audi es especialista en disfrazar a sus modelos más deportivos como si de simples compactos se trataran, y el S3 es un buen ejemplo de ello, aunque nada más lejos de la realidad. Estéticamente hay elementos que ya nos hacen ver que nos encontramos ante una versión diferente al mundano A3, como las llantas opcionales en color negro, las dobles salidas de escape o el alerón en el techo.

{yoogallery src=[/media/k2/galleries/8128] width=[100]}

AUDI S3, disfrazado para la ocasión.

Efectivamente, nos encontramos ante un verdadero deportivo capaz de ofrecer lo que todos buscamos en un compacto de esta clase, comodidad y deportividad.

El Audi S3 vio la luz en el año 2002, y fue una revolución en cuanto a diseño y prestaciones dentro de su segmento, pues Audi logró en aquel entonces hacer un coche muy especial que ya se encuentra en su tercera generación que nada tiene que ver con las anteriores, ni en cuanto a diseño ni en cuanto tecnología.

La parte delantera al igual que el resto de la gama Audi, cuenta con unos faros de tecnología LED con un diseño rasgado que enfatizan la mirada deportiva, así como un faldón de renovado diseño con dos entradas de aire en los laterales.

Audi S3 - Fotografia: www.luxury360.es

La parrilla cromada, los retrovisores en aluminio, unas llantas de 18” pintadas en negro, el difusor trasero que cuenta con 4 salidas de escape cromadas son elementos específicos de esta versión y que reflejan perfectamente el ADN deportivo con el que Audi ha caracterizado al S3.

Al abrir la puerta, entras en el universo Audi, en el que todo es similar, a excepción de los asientos deportivos que son de renovado diseño. El cuadro, presenta dos enormes esferas separadas por una pantalla multifunción. El cuentarrevoluciones cuenta además con un indicador de la presión del turbo y un logo que nos indica y recuerda que llevamos entre manos una versión S de Audi.

El volante con la parte baja achatada tiene un tacto agradable y su corte deportivo es más que útil, no solo para entrar y salir del coche, sino para su utilización en conducción deportiva. Como buen Audi, además de ser multifunción lleva incorporadas las levas del cambio S-Tronic.

Audi S3 - Fotografia: www.luxury360.es

La consola central la preside una pantalla retráctil en la que además de poder ajustar diferentes parámetros del coche encontramos el navegador, el sistema de sonido, el teléfono o el indicador del Audi Drive Select.

En la parte más baja, además de los mandos de la climatización que son de nuevo diseño, encontramos el botón que activa los diferentes programas de conducción, así como el que desconecta el control de estabilidad y el asistente para aparcar. Junto a la palanca del cambio S-Tronic encontramos renovado mando del MMI con el que se maneja de forma muy cómoda todas las funciones de la pantalla superior.

Audi S3 - Fotografia: www.luxury360.es

Las plazas traseras parecen estar configuradas para dos plazas, aunque en el centro es posible alojar a un niño de mediana edad. El maletero tiene una capacidad de 365 litros, pudiendo llegar hasta los 1060 con tan solo abatir los respaldos de los asientos traseros.

El alma que anima a todo el conjunto es un motor 2.0 TFSI de 1.984 c.c. que llevaba el anterior S3 pero con cambios significativos, ya que ahora es más ligero y equipa un turbo compresor de mayor tamaño. Rinde una potencia de 300 CV a 5.600 rpm y dispone de un par motor de 380 Nm, cifra más que suficiente para mover con soltura y alegría al S3 bajo la demanda del conductor. En lo que a prestaciones se refiere, acelera en 4,9” de 0/100 km/h con el cambio S-Tronic (el que equipaba esta unidad) y 5,3” con cambio manual, y es capaz de lanzarse hasta los 250 km/h en ambos casos.

Audi S3 - Fotografia: www.luxury360.esLa caja de cambios de nuestro S3 es la S-Tronic, cuyo funcionamiento en modo automático es divino e intachable en modo secuencial. Capaz de ofrecer unos cambios rápidos y unas reducciones perfectas, acompañadas del rugido del motor con agudos petardeos. 

Para conseguir una mayor eficiencia este Audi está equipado con el ya conocido Audi Drive Select, donde podemos escoger entre 5 modos diferentes de conducción, unos para conseguir unas cifras de consumo ajustadas en función de por dónde conducimos (Efficiency – Comfort y Auto) y otros para conseguir sacar un mayor rendimiento del motor (Dynamic o Individual) sin tener en cuenta las cifras que veremos reflejadas en la pantalla del ordenador, que cabe decir, no son nada disparatadas para lo que este coche es capaz de ofrecer.

Tiene un consumo homologado de 6,9 litros, aunque es evidente que nosotros obtuvimos otras cifras, no fueron como hemos comentado abusivas en ningún momento, pues en conducción deportiva durante la prueba nos fuimos a unos discretos 11,2 litros teniendo en cuenta que intentamos sacar el máximo al conjunto. Es posible reducir mucho el consumo en función del modo de conducción que escojamos, y el Efficiency está claramente configurado para ello.

En lo que equipamiento se refiere encontraremos un compendio de elementos destinados a la seguridad, como ABS, seis airbags, control de estabilidad o el asistente de frenado. Opcionalmente es posible como en todos los Audi equiparlo con muchas de las cosas que este S3 llevaba, como faros LED, sistema de navegación con MMI Touch, cámara de aparcamiento trasera, control de crucero adaptativo, y lo más útil para disfrutar en carreteras reviradas, la suspensión Audi Magnetic Ride

Audi S3 - Fotografia: www.luxury360.es


Entramos en lo que más nos gustó del coche, en la prueba dinámica. Sentados en los cómodos y deportivos asientos que recogen el cuerpo a la perfección, es fácil y gracias a los números reglajes de los que disponen encontrar una posición de conducción acertada en el S3. El volante, tiene un tacto perfecto y la dirección electromecánica se endurece en función de la velocidad, además de ser más que precisa.

Lo primero que nos llamó la atención es la docilidad con la que se puede conducir, pues es un coche “blando y cómodo” por así decirlo, sobre todo cuando conduces en ciudad, ya que un compacto más, en donde, con el programa de conducción Efficiency conectado eres un conductor más de los que va a trabajar con su coche a diario, algo que con el S3 es muy fácil de hacer, pues está pensado para ello y para disfrutar de su carácter deportivo bajo demanda. 

Tomamos rumbo hacia el Montseny, carretera que nos encanta pues encontramos de todo en un trazado en el que la carretera en algunos momentos parecía fundirse con el pasaje otoñal que ofrecía el bosque en el momento de hacer nuestra prueba.

Empezamos a jugar con la electrónica, seleccionando el modo de conducción Dynamic, desconectamos el ESP y entonces es cuando el demonio que el S3 lleva dentro da la cara. Las levas tras el volante toman el protagonismo, ya que los cambios se suceden con una rapidez admirable. Cuando nos damos cuenta, nuestro coche, dibuja la carretera de una forma precisa, y nos da muestra de la capacidad de tracción que puede llegar a ofrecer, pues literalmente vas pegado al suelo en todo momento.

La suspensión opcional Magnetic Ride que equipaba esta unidad de pruebas contribuye mucho a ello, convirtiendo al conjunto en una máquina de trazas curvas, en especial las pequeñas y más reviradas, pues sus cotas te permiten meterlo donde quieras con tan solo entrar el morro y apuntar.

Cuando aceleras entre curva y curva, con tan solo pasar de las 1.800 rpm empiezas a notar como el turbo hace lo que tiene que hacer y empuja al conjunto con mucha soltura hasta las 6.000 vueltas como si nada. Es sorprendente la elasticidad y empuje que ofrece el motor TSI de 300 cv que parece no fatigarse en ningún momento, sino más bien todo lo contrario. 

Audi S3 - Fotografia: www.luxury360.es

Si Audi ha conseguido hacer un buen trabajo para lanzar al S• también lo ha hecho en el apartado de los frenos. Tiene un tacto preciso y cuesta bastante fatigarlos. Esta carretera es ideal por sus subidas y bajadas para someter a cualquier coche en este sentido, y la verdad es que salió airoso en este sentido.

Nos vemos en la obligación moral y real de darle un sobresaliente al Audi S3, tras nuestra prueba, pues nos hizo gozar durante la misma como pocos coches lo han conseguido en esta carretera ya que es, un verdadero escalador de montaña. No solo por esto merece una nota alta, sino por la versatilidad que ofrece para su uso a diario y por ciudad, que al final será por donde más lo acabes utilizando. No obstante, sabes que tienes entre manos a uno de los compactos más deportivos que hoy en día hay en el mercado, y que con tan solo pulsar un botón sacas el alma deportiva para disfrutar de ella mientras lo precises.


Escrito por, Miguel Angel Solá

Agradecimientos

  • Audi España

Fotografías

  • Javier Lorite – www.javierlorite.com
Read 1067 times

El Estilo de Vida de los que saben Vivir

Consejos publicitarios
Consejos publicitarios

GASTRONOMÍA

VIAJES de LUJO

CRUCEROS

MODA y ESTILO

BELLEZA y SALUD

Who's Online

We have 652 guests and no members online

Estadísticas

Articles View Hits
462694
Consejos publicitarios