Consejos publicitarios

Navegando con los Grandes Veleros de Época en la Mediterranean Tall Ships

Rate this item
(2 votes)
Grandes Veleros de Época Grandes Veleros de Época fotografia: www.luxury360.es

El equipo de fotografía de Luxurynews tuvo el placer de tomar parte en la salida de la Mediterranean Tall Ships Regatta, la regata de los Grandes Veleros de Época que discurre por el Mediterráneo. Un interesante reportaje fotográfico desde una de las embarcaciones con el que nos gustaría que disfrutases de la belleza de estas naves históricas. Zarparon desde el Puerto de Barcelona los 28 barcos participantes de la Mediterranean Tall Ships Regatta, la competición de grandes veleros que se desarrolla en dos etapas: Barcelona - Toulon y Toulon - La Spezia. Desde el 21 hasta el 24 de septiembre, los barcos permanecieron amarrados en el Port Vell de Barcelona, abiertos al público en determinados horarios. El público visitante pudo acceder a los barcos y conocer de cerca estas maravillas del mar, únicas en el mundo.

{yoogallery src=[/media/k2/galleries/7796] width=[100]}

Fotografía: www.luxury360.es

Mediterranean Tall Ships Regatta 2013

Zarparon desde el Puerto de Barcelona los 28 barcos participantes de la Mediterranean Tall Ships Regatta, la competición de grandes veleros que se desarrolla en dos etapas: Barcelona - Toulon y Toulon - La Spezia. Desde el 21 hasta el 24 de septiembre, los barcos permanecieron amarrados en el Port Vell de Barcelona, abiertos al público en determinados horarios. El público visitante pudo acceder a los barcos y conocer de cerca estas maravillas del mar, únicas en el mundo.

A las 11 de la mañana los barcos comenzaron a largar amarras despidiéndose emotivamente de los aficionados que, una vez más, han aprovechado la festividad de La Mercè para participar en la fiesta de la vela que ofrecía el Port Vell. Al mediodía comenzó frente al Hotel W, el gran desfile por el frente marítimo de la ciudad. Lenta y majestuosamente los Grandes Veleros, encabezados por el ruso Kruzenshtern, fueron navegando impulsados por una suave brisa de unos 10 nudos de garbí a lo largo del frente marítimo de Barcelona, hasta situarse frente a Badalona. Allí, a las 17 horas, tomaron la salida rumbo al puerto francés de Toulon, donde se espera su llegada el 27 de septiembre. El gran desfile, en el que no todos los barcos optaron por largar todo su velamen, fue una magnífica ocasión para apreciar en plena navegación a los aparejos clásicos que han sido los protagonistas de los dos últimos siglos de la vela.


El día anterio, en el Saló de Cent del Ajuntament de Barcelona, recibieron una recepción a los capitanes, oficiales y organizadores de la Mediterranean Tall Ships Regatta. En el acto se entregaron las metopas conmemorativas a los capitanes de las embarcaciones premiadas de las clases A, B, C y D:

•         Capitán Andrey Orlov. Barco MIR

•         Capitán Doru Todoran. Barco ADORNATE

•         Capitán Tom O'Learly. Barco SPIRIT OF OYSTERHAVEN

•         Capitán Aleksei Chegurov. Barco AKELA

•         Sr. Joaquim Marias, Comisario de los Grandes Veleros en Barcelona

Para otorgar estos premios se siguió el criterio de escoger estas embarcaciones, ya que son las que han recorrido la distancia más larga para estar en Barcelona, como representantes de cada una de las clases que participa en los Grandes Veleros.

Los Figaro Solo toman el relevo

El gran desfile de los Grandes Veleros coincidió con la llegada los primeros clasificados de la Generali Solo, la regata de solitarios cuya primera etapa enlaza el puerto francés de Cavalaire-sur-Mer con Barcelona. Los 17 participantes comenzaron a amarrar sus Figaro Solo frente al Portal de la Pau, junto al Moll de la Fusta donde se ha inaugurado el Salón Náutico Internacional de Barcelona. Los solitarios permanecerán en Barcelona hasta el domingo 29, día en el que tomarán la salida de la segunda etapa hasta Beaulieu-sur-Mer. Durante su estancia en Barcelona, los 17 navegantes realizarán dos regatas inshorefrente a la costa de la ciudad.

Mediterranean Tall Ships Regatta, la regata de los Grandes Veleros de Época

El acontecimiento tiene ya sólidos antecedentes en la ciudad, pues en 2004 y 2007 fue el puerto anfitrión de otras concentraciones de estos extraordinarios barcos que fueron todo un éxito de participación ciudadana. Este año, la coincidencia con las fiestas de La Mercè crea el marco idóneo para integrar aún más el acontecimiento con los ciudadanos en los actos de La Mercè i el Mar.

Grandes Veleros de Época, fotografia: www.luxury360.es

Veleros espectaculares llenos de historia y experiencias humanas
Ha destacado la llegada de la gigantesca corbeta de cuatro palos Kruzenshtern que ha amarrado los más de 114 metros de su bello casco de acero en el Moll de Barcelona, frente al World Trade Centre. Con bandera rusa, el Kruzenshtern es uno de los pocos representantes de los últimos grandes mercantes a vela que permanecieron en activo hasta la Segunda Guerra Mundial.
También ha llegado el Mir, bautizado oficiosamente como “el más rápido”, en referencia a su demostrada velocidad. El buque escuela ruso, que es la gran referencia de los barcos modernos dedicados a la formación en la navegación a vela, alza majestuosamente los tres palos de su enorme aparejo de fragata al inicio del Moll de Barcelona.
En el mismo muelle que el Mir, está amarrado el Santa Maria Manuela, una goleta bacaladera de cuatro palos que forma parte de los últimos supervivientes de la famosa Frota Branca Portuguesa. Su capitán, Antonio São Marcos, habla con entusiasmo de la vela tradicional que es la base de la cultura del mar y destaca que estos barcos llevan a cabo una extraordinaria labor de formación y educación con jóvenes de todo tipo de culturas: “Actualmente está abierto a todo aquel mayor de 14 años que quiera aprender a navegar, participando en todas las tareas de la embarcación y siempre acompañado por un marinero profesional. El programa de educación contiene conocimientos de trimado de velas, asistencia a oficiales de navegación, cabullería, etc.” El capitán portugués señala que el hecho de compartir las tareas y la convivencia hace que se desarrolle en los alumnos el sentido de trabajo en equipo y la conciencia cívica. “Todas las funciones en la embarcación son fundamentales para el correcto desarrollo de ésta, - declara - incluso aquellas que parecen menos importantes.” São Marcos valora la Mediterranean Tall Ships Regatta como un momento especial para compartir experiencias con otros patrones y con otras tripulaciones. “Es la fiesta de Barcelona. Es una oportunidad única, hay que bajar al puerto a ver este patrimonio histórico, porque esto no pasa todos los días.”

Grandes Veleros de Época, fotografia: www.luxury360.es

Barcelona Navega
En el Portal de la Pau, frente a la estatua de Colón, el village de la regata presenta una carpa central esférica en la que se exponen diversas actividades de los organizadores y patrocinadores de las actividades, y las carpas de la exposición “Barcelona Navega”. En ella, el público puede participar en las actividades gratuitas y abiertas a todos, así como encontrar información sobre las actividades del Consorci El Far y la Fundació Navegació Oceànica Barcelona, entidades que organizan el acontecimiento en Barcelona conjuntamente con la Sail Training International (STI).

Seguimiento online de la regata. La Mediterranean Tall Ship Regatta 2013 podrá seguirse en tiempo real desde el tracking de www.tallshipsraces.com, donde se publicarán crónicas diarias junto con fotos de los barcos.

Los Grandes Veleros se abren a Barcelona, las jóvenes tripulaciones, protagonistas
Pero los grandes protagonistas de estas jornadas festivas son los majestuosos Grandes Veleros (también conocidos por su nombre en inglés tall ships) y, sobre todo, sus tripulaciones. Son barcos dedicados a la enseñanza de la vela tradicional, con programas muy variados que tienen como denominador común la formación en los valores de la convivencia, el respeto al mar y su entorno, la asunción de riesgos controlados, el desarrollo de la confianza en uno mismo y en la labor de equipo.
Son valores que todos los tripulantes destacan. Como el estadounidense Rob Blair, que navega como aprendiz en el Santa María Manuela, barco en el que decidió embarcarse después de conocer su programa en una concentración en Ámsterdam. Tres años más tarde, está viviendo la experiencia de navegar como tripulante aprendiz por la costa mediterránea. Ha navegado de Málaga a Barcelona y ahora se muestra ilusionado por participar en la Mediterranean Tall Ships Regata. Durante la travesía, Rob se encarga de ayudar a la tripulación profesional, de la cual destaca su calidad y simpatía: “Siempre me he sentido muy integrado en el equipo. Es fantástico ver como reina el respeto mutuo y compañerismo”. Venir a Barcelona ha sido una de las motivaciones para participar en esta aventura: “Además de conocer la ciudad, espero poder tomar contacto con otras embarcaciones clásicas. Quién sabe si para navegar en ellas en el futuro.”


El Santa Eulàlia, testigo de varias páginas de la historia marítima de Barcelona y el Mediterráneo
Uno de los grandes atractivos de la visita al Port Vell es también poder apreciar de cerca y subir a bordo de barcos que han escrito la  historia de la vela de los últimos dos siglos. Para los barceloneses tiene un entrañable interés la goleta de tres palos Santa Eulalia. Restaurada por el Museu Marítim de Barcelona (MMB) y amarrada en el Moll de la Fusta ya forma parte del skyline marítimo de Barcelona. Este pailebote fue construido en 1918 para transportar mercancías por el Mediterráneo y en dos ocasiones navegó hasta Cuba. Durante la Guerra Civil también se usó para hacer estraperlo e incluso fue armado con un cañón.  En su historia más reciente, ha servido para trabajos submarinos y actualmente es un barco escuela gestionado por el MMB que tiene como objetivo mostrar la vela clásica a los ciudadanos. A sus 95 años, este emblemático velero está abierto durante todo el año a todos los ciudadanos que deseen visitarlo o navegar en él. En gran parte su funcionamiento se debe a los voluntarios del MMB que participan en sus tareas de mantenimiento.
Su primer oficial, Francisco José Bravo, comenta que tras los JJOO del 92, Barcelona se empezó a abrir al mar, pero en la vela clásica hay que seguir trabajando: “Aun queda camino, especialmente con la vela clásica, y la Mediterranean Tall Ships es una  fiesta, una concentración de barcos, tripulaciones y gente añadida que ofrece una gran oportunidad para poder descubrir barcos tradicionales.”

Reparto de premios en el Museu Marítim a los barcos clásicos
Ayer se efectuó el reparto de premios tradicional en la concentración. Los capitanes fueron recogiendo sus galardones en el Museu Marítim. El premio a la llegada más espectacular a Barcelona fue para la goleta rumana Adornate; el antiguo bacaladero portugués Santa Maria Manuela se llevó el premio al barco y la tripulación mejor engalanados; el reconocimiento al barco que más lejos ha navegado desde su puerto base estuvo, como es tradicional, cargado de emoción y fue para el ruso Akela de San Petersburgo; el premio al barco más antiguo fue para la goleta Far Barcelona, buque insignia del Consorci El Far, construido en 1874; el galardón al barco que ha realizado el mayor esfuerzo para participar fue para el belga Miles to Go;el italiano Pandora se llevó el de la inspección de buques; y el premio especial fue para el búlgaro Royal Helena.

Atyla, la pasión por el barco clásico
Además de los proyectos educativos y programas de entrenamiento que se dan cita en Mediterranean Tall Ships Regatta, cobran también un especial protagonismo los veleros clásicos que mantienen vivo el amor por la madera y los aparejos áuricos y de cruz. Estos barcos, situados principalmente en el Moll d’Espanya, atraen la atención de un buen número de apasionados por cascos y aparejos que mantienen visibles las páginas de la historia de la vela gracias a sus entusiastas armadores. Éste es el caso del madrileño Rodrigo de la Serna, armador en funciones de la goleta Atyla, que botó su tío en 1984 con la intención de dar la vuelta al mundo siguiendo la ruta de Magallanes y Elcano. Finalmente el proyecto de circunnavegación no pudo realizarse y el barco fue destinado al chárter. A sus 24 años, Rodrigo pronto empezará sus estudios de náutica como especialista en máquinas y habla con pasión de su barco y de la gran dedicación que su mantenimiento requiere: “Las personas que se animan a participar y aprender la vida y el trabajo a bordo de un barco histórico o no saben bien dónde se meten o son unos apasionados.”
El Atyla ha llegado a Barcelona desde Ibiza y Rodrigo confiesa que atracar en Barcelona ha sido una motivación para participar en la Mediterranean Tall Ships Regatta 2013, además de la oportunidad de aprender mucho de otras embarcaciones muy características: “Invito a los barceloneses a visitar el puerto estos días, porque además de ser una oportunidad única de visitar y conocer barcos muy especiales, ésta es la mejor forma de ayudar y apoyar a barcos culturales que no reciben el apoyo que quisieran.”

Mañana, el gran desfile y la salida hacia Toulon
Mañana, coincidiendo con la festividad de La Mercè, los barcos empezarán a largar amarras hacia las 11 de la mañana y a las 13 horas comenzarán, desde el Hotel W, el gran desfile por el frente marítimo de la ciudad. Se espera que la meteorología acompañe al último y más espectacular acto de la Mediterranean Tall Ships Regatta en Barcelona. La flota navegará hasta la línea de salida situada frente a Badalona y navegará la primera etapa hasta el puerto francés de Toulon, donde se espera su llegada el 27 de septiembre.

Fotografía: Javier Lorite - Luxurynews

Más información: http://fnob.org/mediterranean-tall-ships-regatta

http://www.sailtraininginternational.org/vessels/definition-of-a-tall-ship

Redacción: Mireia Perelló/ Santi Serrat - FNOB

Read 1075 times

El Estilo de Vida de los que saben Vivir

Consejos publicitarios
Consejos publicitarios

GASTRONOMÍA

VIAJES de LUJO

CRUCEROS

MODA y ESTILO

BELLEZA y SALUD

Who's Online

We have 981 guests and no members online

Estadísticas

Articles View Hits
138585
Consejos publicitarios