Print this page

Festival de Cine de Cannes

Rate this item
(2 votes)
El Festival de Cannes es un festival de cine categoría "A", que se viene celebrando desde hace 66 años en la ciudad francesa de Cannes, está acreditado por la FIAPF, junto con los festivales de Berlín, San Sebastián, Mar del Plata, Karlovy Vary o Venecia entre otros. Desde 1998, Chopard vive un auténtico romance con el Festival de Cannes. Para celebrar el 15 aniversario de esta unión, el relojero y joyero organiza varios acontecimientos durante la quincena del Festival, entre los que destacan, una exposición fotográfica sobre los más bellos besos del cine y la presentación de su nueva colección de Alta Joyería Red Carpet. Como cada año, Chopard volverá a entregar el Trofeo Chopard a los jóvenes talentos del cine y realizará la Palma de Oro, recompensa suprema del Festival.
{yoogallery src=[/media/k2/galleries/7663] width=[100]}

Todo comenzó en 1997, cuando  Pierre Viot, por aquel entonces Presidente del Festival, pidió a Caroline Scheufele, Co-Presidenta y directora artística de Chopard, que rediseñara la Palma de Oro. Un año después, en 1998, en el momento de la entrega del premio a la mejor película de la competición, el público descubrió una nueva Palma de Oro de inédita belleza, cuyo tallo acaba en forma de corazón, el símbolo de la Casa Chopard y de su amor por el cine.
La ginebrina Casa relojera y joyera y el Festival se han unido a través de esta obra y  ya nunca más se han vuelto a separar. Desde entonces, fabricando la Palma de Oro en sus talleres, adornando a las estrellas para el ascenso de la escalinata, premiando a los jóvenes talentos del cine y organizando unas fiestas que se encuentran entre las más deseadas de la quincena, Chopard se ha convertido en una figura emblemática de la mayor cita del mundo del cine y del glamour.


La Palma de Oro de Chopard
La Palma de Oro, premio supremo, que se concede cada año al mejor largometraje en competición durante el Festival, se va a realizar, como cada año, en los talleres de la Casa Chopard, y se entregará durante la ceremonia de clausura el próximo día 26 de mayo. Rediseñado por Caroline Scheufele para la 51 edición del Festival en 1998, este precioso trofeo, cuya delicada curva va desplegando lentamente sus hojas, está colocado sobre un cojín de cristal de roca. Se trata, sin la menor duda, de la  «joya» más deseada del Festival. Tanto las «mini» Palmas, creadas en 2000, y que desde entonces se entregan cada año a los premiados a la mejor interpretación femenina y masculina, como la Cámara de Oro y el Trofeo Chopard, también son realizados por los artesanos de la Casa ginebrina en sus talleres de Alta Joyería.

13 Trofeo Chopard en asociación con la revista Variety – 16 de mayo de 2013
El 16 de mayo, el actor inglés  Colin Firth, el padrino de esta ceremonia, entregará la 13 edición de los Trofeos Chopard a dos jóvenes actores, talentos prometedores del cine internacional. Marion Cotillard, Jonathan Rhys-Meyers, Diane Kruger o incluso Gael Garcia-Bernal forman parte del elenco de actores que han sido premiados al comienzo de sus carreras con este trofeo. La elección de los laureados de este año ha sido llevada a cabo, en asociación con la revista Variety, por un jurado de profesionales del cine compuesto por Steve Gaydos, Director Ejecutivo de Variety, la actriz Olivia Munn, el productor Harvey Weinstein, el realizador Taylor Hackford, el director y guionista John Wells y Caroline Scheufele. La ceremonia de entrega de los premios estará seguida de una fiesta en honor de los laureados de 2013, que tendrá lugar en el  Chopard Lounge con una actuación exclusiva de Solange Knowles.

Colección Red Carpet 2013
Chopard ama a las actrices. Y, en 2007, pensando en ellas, Caroline Scheufele creó su  primera colección de Alta Joyería Red Carpet. Desde entonces se ha  convertido en una tradición y cada año, durante el Festival de Cannes, la Casa Chopard desvela las nuevas creaciones de esta colección. Se trata de una serie de piezas únicas, realizadas en sus talleres de joyería, y concebidas para engalanar a las estrellas cada noche durante el mítico « ascenso de la escalinata ». Este año, en honor de la 66 edición del Festival, la colección se va a enriquecer con 66 piezas inéditas y exclusivas. En esta ocasión, Caroline Scheufele se ha inspirado concretamente en el tema del amor, y ha creado unos aderezos engastados con piedras preciosas en tonos tornasolados, tallas corazón o incluso motivos florales.
Para Caroline Scheufele: « El rey de las alfombras rojas sigue siendo el diamante » la piedra preciosa, que, como cada año, tendrá su puesto de honor en la Colección Red Carpet.
 
El Chopard Lounge en el Hotel Martinez
Dominando majestuosamente La Croisette, este año, el último piso del Hotel Martinez volverá a acoger el Chopard Lounge, una vez más, a lo largo de todo el Festival. Este lugar exclusivo y elegante recibirá la visita de personalidades durante toda la quincena, en un marco excepcional: una luminosa suite que se extiende sobre una gran terraza con vistas sobre Cannes y el Palacio de los Festivales. Fuera del tiempo, vivirá al ritmo del Festival, pero a la vez permitirá que sus invitados se puedan escapar de tanto frenesí. Momentos únicos, ambiente cuidado y encuentros inesperados para disfrutar de la magia del Festival.
Gracias a las marcas que se han unido a Chopard en esta iniciativa, los invitados podrán, desde la mañana, saborear un café Nespresso o una bebida ofrecida por Nestlé Waters, disfrutar de una copa de champagne Boizel contemplando las vistas de la bahía, o un cocktail Grey Goose antes de que comience el ascenso de la escalinata, o bien, en cualquier momento, dejarse mimar con un tratamiento de L. Raphaël, un producto de Lancaster o una manicura de MAVALA. En las pantallas HP de su salón, los invitados podrán volver a ver los más bellos momentos de los acontecimientos organizados por Chopard durante el Festival.

Gala de l’amfAR – 23 de mayo de 2013 - Eden Roc
Cada año, durante el Festival, el mundo del cine se reúne durante una fiesta benéfica en favor de l’amfAR, organización dedicada a la lucha contra el SIDA. Este acontecimiento constituye una de las citas más deseadas de la quincena. Muy comprometida en labores caritativas, Chopard está orgullosa de volver a apoyar este acontecimiento este año como « co-patrocinadora ».

Ceremonia de Clausura – 26 de mayo de  2013 – Palacio de los Festivales
Esa noche, como cada año, la auténtica estrella es ella : La Palma de Oro. Este precioso trofeo, realizado en el seno de los talleres Chopard, volverá a ser, sin la menor duda, la  « joya » más deseada del Festival.

In Love With Cinema, una exposición de fotografías de los más bellos besos del cine
El primer beso de la historia del cine en 1896, Vivien Leigh y Clark Gable enlazados en Lo que el Viento se llevó, o, incluso, los tórridos abrazos de Sharon Stone y Michael Douglas en Instinto Básico, son solo algunas de las icónicas escenas de amor de la pantalla grande, que Chopard y Studiocanal van a hacernos revivir a través de la  exposición de fotografías In Love With Cinema. Estas imágenes de las parejas más famosas de la historia del cine van a estar expuestas en el Chopard Lounge del último piso del Hotel Martinez y en el Patio Canal +, cerca del Palacio de los Festivales, y permanecerán reunidas a lo largo de todo el 66 Festival de Cannes.

Desde aquel film, de tan adecuado título, The Kiss (1896), en el que por primera vez aparecía un beso entre dos actores, el séptimo arte no ha dejado de hacer soñar al público con sus escenas de amor. Todo el mundo es capaz de recordar su beso de ficción favorito porque algunos de los abrazos de la gran pantalla han marcado profundamente nuestros corazones. Fiel a su pasión por el cine, Chopard, en asociación con Studiocanal, devuelve a la vida estas secuencias míticas a través de una exposición fotográfica que se titula: In Love With Cinema. Imágenes de culto para ver y volver a contemplar, en el Chopard Lounge, situado en el último piso del Hotel Martinez, y en el Patio Canal +, cerca del Palacio de los Festivales, a lo largo de toda la 66 edición del  Festival de Cannes.

¿Quien no ha vibrado jamás ante un beso de película? Desde el fogoso abrazo de Clark Gable y Vivien Leigh en  Lo que el viento se llevó,  al turbador beso de pasión que intercambian  Sharon Stone y Michael Douglas en  Instinto Básico,  el beso en la gran pantalla se presenta de infinitas maneras para mayor emoción del espectador.  El beso, robado, goloso, casto, violento, suave, furtivo, o apasionado, constituye, a menudo, el momento clave de la  historia, es ese instante mágico de tanta emoción, que incluso puede llegar a influir en el éxito de la película. Conscientes de su importancia, los cineastas recurren a la imaginación para conseguir una escena inolvidable. Luz tamizada, música idónea, lluvia torrencial, los decorados son tan variados como los besos. Sin embargo, solo algunos de ellos llegan a formar parte de la leyenda.

Mucho antes de convertirse en mítico, el primero beso del cine dio lugar a un escándalo.  En la película, The Kiss  de William Heise, John C. Rice y May Irwin se dan un beso de cuatro segundos que provoca la primera demanda de censura en el cine. En 1927, el Código Hays, encargado de preservar la buena moral en la pantalla grande, fija un cierto número de límites. Estos límites establecen, entre otros, que en las películas se deberán evitar la desnudez o el beso sensual. Una prohibición que Alfred Hitchcock rodea hábilmente en su película Encadenados (1946). Ingrid Bergman y Cary Grant se abrazan largo rato, separando sus labios cada tres segundos, es decir, ¡la duración reglamentaria del beso de cine de aquella época !

Desde entonces, las  mentalidades han evolucionado y el cine de hoy en día no tiene ningún reparo en llevar más lejos los límites de la sensualidad. El antológico abrazo de Anita Eckberg y Marcello Mastroinanni en La Dolce Vita de Fellini (1961) alcanza la cumbre del erotismo. El marco, la grandiosa fontana de Trevi, el cabello mojado y el escote provocador de la actriz tienen mucho que ver en ello. En Mulholland Drive (2001), David Lynch filma el beso sáfico más turbador del cine. En un encuentro tórrido, la castaña Laura Harring y la rubia Melissa George descubren el éxtasis. En cuanto al beso robado a Norah Jones por Jude Law en My Blueberry Nights de Wong Kar-wai (2007), es un breve e intenso momento de voluptuosidad. Esta escena, ultra coreografiada y rodada desde veinte ángulos diferentes, requirió varios días de trabajo. 

Tras haber rendido un homenaje fotográfico a la belleza y al talento de  Marilyn Monroe en el aniversario de su desaparición, este año, Chopard continúa  explorando los mitos de la pantalla grande con la exposición In Love With Cinema. Esta colección de icónicos momentos de amor cinematográficos se podrá descubrir, o volver a descubrir, a lo largo de toda la 66 edición del Festival de Cannes, en el Chopard Lounge o en el Patio Canal +.

Fuente: Chopard


Read 1273 times