BENTLEY, pasión por el lujo y lo realmente extraordinario

Califica este tema
(2 votos)
El pasado 15 de mayo, fue un día muy especial para Luxury News Motor, ya que, gracias a la cortesía de Bentley Barcelona, pudimos visitar la factoría de Bentley en Crewe, ciudad situada a escasos 74 kilómetros de Manchester, en un viaje que compartimos, junto a su responsable de ventas, Oscar Renedo y cuatro clientes que al igual que nosotros, quedarían asombrados tras la visita a este santuario, dónde se fabrican los automóviles más lujosos del mundo.  


Para entender la filosofía de hoy en Bentley, tenemos que hacer un viaje al pasado, concretamente al año 1919, momento en el que un visionario y apasionado entusiasta, Walter Owen Bentley, funda la compañía, en la que en sus inicios se dedicaba a la fabricación de motores de avión, concretamente para aeroplanos utilizados en la primera Guerra Mundial, hasta que, en 1920, decidiera fabricar el primer automóvil que saldría de esta factoría, el Bentley Exp. 2, que aun yace expuesto en el museo que se encuentra en la fábrica y que tuvimos ocasión de visitar y que por primera vez dejo ver la “B” alada que podemos ver en el Mulsanne.

En la entrada a este museo, hay una frase que define muy bien, que es Bentley. Una marca creada por entusiastas y pilotos que querían coches para correr, y no para ser admirados en el interior de un garaje, lema de los llamados Bentley Boys, que durante varios años consiguieron triunfos memorables en diferentes disciplinas y en las 24 horas de Le Mans, haciéndose con el título en 5 ocasiones, en los años 1924, 27, 28, 29 y 30.

Viendo en directo al Exp. 2, te das cuenta de la pericia, o más bien locura de los pilotos de la época, que llegaron a correr con coches de carecían de frenos, como en el de este, que a manos del intrépido piloto Frank Clement, consiguió ganar una carrera en el Circuito de Brooklands en el año 1.921.

Fabrica Bentley Crewe - Luxurynews

Tras la gran depresión económica del año 1929, que azotó con fuerza al sector del automóvil, Bentley quedó en quiebra, y tuvo que ser rescatada en 1931 por Roll Royce, con quien durante un periodo de 67 años trabajaron al unísono para conseguir fabricar los coches más exclusivos y lujosos del mundo, siendo hoy en día una realidad de ambas marcas, que todavía se lleva a cabo. Entre ambas marcas, empezaron a perfilar con el modelo Speed Six, lo que hoy en día es la imagen clásica de los Bentley.

La arquitectura actual de la factoría de Bentley, tiene su origen en el año 1938, momento en el que se fabricaban aquí motores que eran utilizados en aviones para la 2ª guerra mundial. Para crear confusión con el enemigo, también se fabricaban lavadoras, todo ello con la intención, de que por una puerta salieran los motores de los aviones, y por la otra estos pequeños electrodomésticos a modo de despiste.

A vista de pájaro, en sus inicios esta factoría por su disposición urbanística, no parecía una fábrica, sino un pequeño pueblo, por ello se recurrió a adaptar la arquitectura a su entorno, por lo que, desde un avión, se apreciaban las cubiertas de todo el conjunto, separado por calles, como si de una urbanización de casas se tratara, para evitar ser bombardeados por las líneas enemigas.

Tras finalizar la II Guerra mundial, Bentley, bajo el paraguas de Rolls Royce, siguió fabricando automóviles de lujo, cuyo diseño, dejaban entre ver lo que sería el futuro de la marca. En el año 1.958, se presentó el Flying Spur S1, que implantó la doble óptica circular en el frontal y la línea marcada de la cintura que recorre todo el lateral del coche hasta la zaga, así como rasgos en el interior, como el salpicadero en forma de ala o las salidas de ventilación circulares con dos barras horizontales que todavía hoy en día vemos en los Bentley que se fabrican.

Fabrica Bentley Crewe - Luxurynews

Un modelo que sin duda marcó la trayectoria de ambas marcas, fue el R-Type Continental, el que fuera el predecesor del Continental GT. En el año 1998, ambas marcas deciden separarse, aunque no por si solas. Rolls Royce lo hace bajo el paraguas de BMW y Bentley bajo el del Grupo Volkswagen, lo que le ha permitido incorporar en sus modelos la tecnología necesaria para actualizarlos a la orden del día, así como para poseer capital y una inyección de I+D con la que llegar más lejos que por sí sola, pero sin perder, claro está la exclusividad que cada uno de los artesanos que trabaja en Crewe, deja impresa en los Bentley que allí se fabrican. 

Tras seis prototipos construidos de forma independiente, es en el año 2003, cuando Bentley da a luz al primer Continental GT, modelo que hoy en día no se ha desvirtuado gracias a un diseño completamente atemporal.

En las instalaciones de Crewe, trabajan a diario unas 4.000 personas, que más bien son y están considerados, verdaderos artesanos. Curioso es, ver como estos trabajos a lo largo de los años, han pasado como legado de padres a hijos, así nos lo contó John, que tras varios años trabajando en la factoría, ahora desarrolla su actividad mostrando la fábrica a clientes venidos de todo el mundo, explicándoles con todo lujo de detalle, porque un Bentley es un coche tan especial. John, en varias ocasiones, nos dijo “Bentley is passion”, y así es, para todas estas personas, esto es algo más que un trabajo, es un oficio que pasa de padres a hijos, para seguir año tras año con el precioso legado que W.O Bentley ha dejado para los anales de la historia del mundo del automóvil.

Entre esas 4.000 personas, encontramos tan solo, lo que te esperarías al ver una instalación de esta índole, un solo robot, encargado de poner cola a las lunas que van pegadas en los Bentley. La carencia de estos artilugios, que en otras factorías se encuentran en la cadena de producción, dan aprecio de la forma en la que Bentley quiere fabricar cada uno de sus coches. El trabajo en esta factoría se lleva a cabo de forma ordenada y estudiada para poder cumplir con sus objetivos diarios.

Nadie, absolutamente nadie, toca un Bentley en su primer día de trabajo, para ello, debes de pasar por un periodo de formación que función de la tarea a realizar, puede llegar a tener un plazo de hasta tres años de prácticas y aprendizaje, ya que seleccionar pieles, curtirlas, coserlas o trabajar la madera, son algunas de las tareas, o más bien oficios que deberás aprender a la perfección.

Fabrica Bentley Crewe - Luxurynews

Nuestra visita daba comienzo en el Concesionario que hay frente a la factoría, donde se encontrabas expuestos, entre otros modelos, un Bentley Mulsanne Extended Wheelbase, el increíble Bentley Continental SuperSports GTC que ya habíamos tenido ocasión de ver en el Salón de Ginebra en su pasada edición o los Bentley Bentayga en su versión W12 o diésel que recientemente hemos tenido ocasión de poner a prueba en nuestra redacción. Allí, nos recibió John, un elegante gentleman, inglés, por supuesto, cuyos antepasados incluso el mismo, habían trabajado anteriormente en la planta de producción. Solo hicieron falta algunas frases, para entender la pasión con la que John, nos contaría durante toda nuestra visita, la historia de esta marca.

Una vez en la fábrica, entramos en una sala, donde están expuestas las diferentes maderas que se utilizan para revestir los salpicaderos e interiores de los coches, donde pudimos ver cómo llegan a Crewe y en que se convierten posteriormente tras llevar a cabo con ellas un proceso de elaboración totalmente artesanal.

Las maderas nobles utilizadas para revestir el interior de los Bentley, llegan de todo el mundo. Desde África, hasta Norte América, pasando por China o por Europa. Existen 12 tipos de madera diferente con los que puedes personalizar el interior de un Bentley, y para ello, se precisan, por ejemplo, hasta 5 metros cuadrados para el interior de Bentayga o hasta 10 para un Bentley Mulsanne.

Todas estas maderas pasan un riguroso control de calidad, y son inspeccionadas por los artesanos que posteriormente las trabajaran, para conseguir que, de 26 láminas de madera tras prensarlas, lijarlas durante varios procesos y pulirlas, tenga su lugar en el habitáculo conformado un decorado perfecto y completamente simétrico.

Las maderas a veces dejan dibujos en los paneles tan curiosos como el caso de uno que nos mostraron allí, el de una calavera. Esto es debido a que, para algunos paneles, se multiplica el uso de una misma lámina ofreciendo así un dibujo completamente simétrico a izquierda y derecha y que puede representar figuras tan curiosas como esta.

Como no podía ser de otra manera, y para aquellos más excéntricos, o no tan clásicos, existen otros materiales, como la fibra de carbono, el acero, el aluminio o unas láminas de piedra traídas de la India con las que puedes revestir el salpicadero dentro de las clásicas para la configuración de un Bentley.

Siguiendo con nuestra visita, entramos en lo más parecido a una ebanistería, donde los artesanos con sus herramientas, trabajan en cada una de las piezas de madera que podemos encontrar para revestir a un Bentley, para en la que algunos casos, se precisan hasta más de 70 horas de trabajo antes de que pueda ser colocada en su sitio.

En la zona de selección de pieles, lo primero que hacen tras recibirlas, es una selección manual de las mismas, para posteriormente, extenderlas en un caballete, lo que te permite tenerlas a la altura de la vista, para buscar imperfecciones de forma visual. Cualquier pequeño arañazo o pellizco es marcado con un lápiz de color para desechar esa zona de la piel, ya que la perfección es sin duda el lema de esta marca. Posteriormente, estas pieles se extienden en una mesa de trabajo, donde una máquina las escanea, en busca de cualquier otra imperfección que el ojo de un humano no haya podido ver.

Una vez salvada esta exhaustiva inspección, ya están listas para poder marcarlas y cortarlas para revestir cada una de las piezas, tales como asientos, volantes, paneles en las puertas o techos con los que se tapizan los exclusivos y lujosos interiores de un Bentley, para los que, como ejemplo, se precisan de 9 a 10 pieles enteras para revestir el interior de un Continental GT, entre 15 y 16 para un Mulsanne y entre 10 y 12 para un Bentayga.

Tuvimos la ocasión de ver como se reviste un volante de piel, y como se cose, evidentemente a mano. Cada volante es posible escogerlo con tres tipos de costuras, para las que se precisan una media de 50 minutos para llevarlas a cabo y hasta cuatro horas para terminar cada uno de los exclusivos y personalizados volantes que diariamente allí se fabrican, con herramientas tan sencillas como puede ser un tenedor, utilizado para pespuntear en la piel el paso de las costuras.

Un dato curioso, y no menos sorprendente que John, nos explicó, es que si en alguna de las estaciones de trabajo, encuentran algún elemento que no cumpla con los estándares de calidad, esa persona, o ese equipo, tienen la potestad de parar la producción en un determinado momento hasta que se revise el material en el que hayan podido encontrar un defecto y puedan así sustituirlo por otro que cumpla con los estrictos controles de seguridad que cada uno de ellos pasa antes de entrar en la fábrica.

Para Bentley, todos los empleados, absolutamente todos realizan una función primordial, que se plasma en el ADN que cada uno de los coches lleva impreso, por lo que la salud es primordial para la compañía, por ello, disponen de un centro médico propio para sus empleados.

En una fábrica en la que se producen la mayoría de elementos de forma artesanal, existen muchas anécdotas, algunas más curiosas que otras. Entre ellas, por ejemplo, nuestro guía tuvo la cortesía de mostrarnos un asiento, que, a simple vista, parecía un muestrario de pieles porque disponía de varias tonalidades, pero no era así. Esas diferentes tonalidades se deben a que una pareja, a la hora de configurar su Bentley no conseguía ponerse de acuerdo en el color interior, así que cada uno escogió el color de las pieles que les gustaba y Bentley se encargó de combinarlas. Otro ejemplo no menos curioso, fue el de una mujer que disponía para un exclusivo evento, de un vestido a juego con sus zapatos y su bolso, pero no con el coche, así que solicitó se le pintara su Bentley del mismo color que estos complementos para poder totalmente conjuntada.

Con todo esto, y aun siendo no más que anécdotas, nos damos cuenta de la importancia que supone para esta marca una petición, un sueño o el simple antojo de un cliente, que, sin duda alguna, y no por el mero hecho de satisfacerlo, sino más bien, por llevar su sueño a término, ellos harán lo imposible por conseguir lo que les pidas.

En la parte más técnica de nuestra visita, accedimos a la línea de montaje del Bentley Bentayga, que se compone de 46 estaciones de trabajo, en la que cada carrocería se queda un total de 16 minutos, una vez introducido el chasis, que proviene de Bratislava en la cadena, para que los operarios responsables de esa zona, cumplan con su cometido, y así el coche pueda pasar a la siguiente estación. Verlos trabajar es una delicia, gracias a la compaginación y a una sincronización que no tiene parangón. Paso a paso, fuimos viendo como los Bentayga van cogiendo forma poco a poco, en un proceso de elaboración meticuloso en el que cualquier defecto devuelve el coche a su origen para sea corregido.

Un dato relevante y a la vez asombroso, es que se precisan hasta 35 kilómetros de cable para la instalación eléctrica de un Bentley Bentayga y hasta 50 para un Bentley Mulsanne.

En el año 2016, Bentley fabricó un total de 11.023 coches, teniendo en cuenta que esta marca no juega con un stock, prácticamente cada coche fabricado corresponde a un pedido en firme, que, como cliente, y como fue en el caso de nuestra visita, puedes ver como fabrican tu propio coche.

Más o menos al día se fabrican unos 30 Continental GT, 28 Bentayga y 5 Mulsanne, cifras que son más que aceptables para un lugar donde todo es ensamblado a mano. Es por ello, que en toda la fábrica existen unos marcadores que controlan muy bien los tiempos, y que minuto a minuto te dicen el porcentaje de coches que llevan fabricados con respecto a los que tienen que fabricar, siendo esto, no una medida de presión, sino un premio para todos los quipos que conforman todas las estaciones de trabajo.

Bentley, es un claro ejemplo de una marca que dentro de un sector como lo es el del lujo, ha sabido estar latente desde que se fundara, ofreciendo automóviles exclusivos a lo largo de los años. Como ya os hemos mencionado antes, el Continental GT es un claro ejemplo, ya que, con 14 años a cuestas, nos ha dejado claro, que el diseño y el paso de los años, son dos cosas que pueden ir juntas de la mano.

En septiembre de este año, y dentro del marco del Salón de Frankfurt, Bentley hará la presentación mundial del nuevo Continental GT, que nosotros durante la visita a Crewe, tuvimos ocasión de entrever por sus calles, aunque completamente camuflado.

Volviendo a la exclusividad que envuelve a esta marca, hay un aliado que, desde sus inicios, ha recorrido un largo camino junto a Bentley, y es Mulliner. Este departamento que hoy en día se encarga de hacer realidad cualquier petición llevada a cabo por aquellos clientes que quieren tener en su garaje a un Bentley único, que se salga de las infinitas opciones que ya ofrece uno de los más exclusivos configuradores que existen dentro de sector del automóvil, ofreciendo por ejemplo, entre 10 tonalidades diferentes para el color exterior, y dentro de cada una de ellas, colores como el Dark Grey Satin, Storm Grey, Magnolia, Mónaco Yellow, Orange Flame, Britsih Racing Green o Moroccan Blue entre muchos otros. Aun así, y con un amplio abanico de posibilidades, Bentley es capaz de reproducir tu color favorito, que bien podría ser sacado de un vestido, unos zapatos o cualquier cosa que tenga una tonalidad.

En cuanto a las maderas nobles, que recubren todos los paneles del interior de un Bentley, existen diferentes tonalidades, que provienen de diferentes partes del mundo como Japón de donde se importa la madera Tamo Ash, España que importa la Dark Fiddleback Eucaliptus, África con la madera Sapele o California de donde provienen las maderas de antiguas sequoias. La fibra de carbono, la laca Piano Black o el Aluminio Pulido son otros de los materiales entre otros muy exclusivos con los que se puede decorar cualquiera de los coches que comprende la gama de Bentley.

Por su parte Mulliner, aparte de todo esto, podrá intervenir en la configuración y decoración de tu Bentley, haciendo posible todo lo que se te ocurra. Desde decorar el interior con pieles exóticas, como podrían ser las de serpiente o cocodrilo, hasta revestir el salpicadero con la madera de un árbol plantado en tu propio jardín.

Y para aquellos más excéntricos, podemos encontrar desde neveras, hasta un set de pesca o un espacio habilitado para la práctica de la cetrería en la parte trasera de un Bentayga W12, así como un reloj Breitling Mulliner Tourbillon cuyo valor es de unos 150.000€. Uno de los coches más exclusivos llevados a cabo por Bentley que tuvimos ocasión de ver en Ginebra, fue el Bentley Bentayga Mulliner, una de las máximas representaciones del lujo, que ofrece entre otras cosas un espacio mini bar con dos copas de cristal talladas a mano Cumbria, o un decorado con maderas Ombré Burr Wallnut en combinación con una tapicería bicolor acolchado.

Para nosotros, este viaje, nos ha servido para comprender, tras haber llevado a cabo la prueba de diversos Bentley, como el Continental GT Speed, el Flying Spur, el Bentayga o el Mulsanne Speed, porque un Bentley, es sin duda, el máximo exponente y un referente dentro de los coches de lujo. Ver de cerca el proceso de fabricación de un coche, de la forma en la que Bentley lo hace, y como te lo muestra, es algo que es indescriptible si no lo ves en directo.

Escrito por, Miguel Angel Solá


Agradecimientos
•    Bentley Barcelona
•    Bentley Motors

Fotografías: Bentley Motors y Miguel Angel Solá
Ultima modificacion el Miércoles, 02 de Agosto de 2017 12:26

VILLAS de LUJO en VENTA o ALQUILER


 

Reportajes LUX10

 

Pruebas de coches de ciudad: MINI Clubman Cooper SD

La versión que hemos tenido ocasión de probar, es la Cooper SD, con el motor de 4 cilind...

 

Pruebas de coches en circuito: Lotus Evora 400

Esta ha sido la tercera unidad de Lotus Evora que tenemos la ocasión de poner a prueba,...

 

Pruebas de coches híbridos: Volkswagen Passat Variant GTE

Tras años de ofrecer motorizaciones diésel y gasolina, y después de ver los resultado...

 

Pruebas de coches familiares: Audi A6 Avant 3.0 TDI 218 CV quattro S tronic S Line

Con un aspecto imponente, sobrio, elegante y deportivo a la vez, esta versión del A6 atra...

 

Pruebas de coches de ciudad: Audi A1 1.4 TDI

Nuestra unidad de pruebas equipaba el nuevo motor de tres cilindros 1.4 litros TDI de 90 c...

 

Pruebas de coches descapotables: BMW M4 Cabrio

Para realizar esta prueba quisimos hacer algo especial con el BMW M4 Cabrio, y para ello, ...

 

Pruebas de coches de tracción total: Audi TTS 2.0 TFSI quattro S-tronic

El Audi TT, en cualquiera de sus versiones en un deportivo en toda regla, con el que la ma...

 

Comparativa Audi A4: Avant 2.0 TFSI 252cv quattro S tronic / 3.0 TDI 272cv quattro tiptronic / Avant 2.0 TDI Desing Edition

Hemos tenido ocasión de poner a prueba a tres modelos de esta actual generación, con dif...

 

Pruebas de coches: Audi RS7 Sportback

Hasta aquí, y por lo que os contamos, estamos frente a una berlina, diseñada y conferi...

 

Pruebas de coches familiares: Volkswagen Golf Alltrack 2.0 TDI 184 CV

Bajo el capó del Volkswagen Golf Alltrackencontramos el motor diésel más potente de la ...

 

Pruebas de coches: BMW 640d Gran Coupé

Bajo su alargado capó delantero, encontramos un motor de 6 cilindros en línea con tecnol...

Pensamientos

“Lo que puede ser dicho, puede ser dicho con toda claridad y de lo que no se puede hablar mejor es callarse.”(WITTGENSTEIN)

“Una cosa es lo que conozco, otra lo que sé que conozco y otra lo que puedo utilizar de lo que conozco.”(RUBERT DE VENTOS)